Menú
José García Domínguez

La clase media no existe

¿Qué clase media ni qué niño muerto va a haber en esta España cuando el 66% de la población asalariada percibe ingresos mensuales que no sobrepasan el doble del SMI?

¿Qué clase media ni qué niño muerto va a haber en esta España cuando el 66% de la población asalariada percibe ingresos mensuales que no sobrepasan el doble del SMI?
María Jesús Montero. | EFE

Clase media es tener un piso pagado en la ciudad, otra segunda residencia en la playa, viajar al extranjero un par de veces al año, comer fuera con la familia un día a la semana, estrenar coche nuevo cada cinco años y mandar a los chavales a Irlanda en verano, para que se vayan soltando con lo del inglés. La auténtica clase media en un país desarrollado de Occidente es eso. Todo lo demás son cuentos. Cuentos de mal gusto, como el chiste de los 1.100 euros que nos contó el otro día la ministra Montero en el hemiciclo del Congreso. Para Montero, esa gran humorista, en España ya pertenecen a la clase media hasta los abonados a los comedores sociales de Cáritas, un grupo de la población en el que no resulta infrecuente toparse con personas que disponen de algún tipo de empleo remunerado.

Y es que, en el mundo feliz de la socialdemocracia posmoderna, ese en el que lo único que cuenta es la famosa batalla del relato, todos, hasta los más desgraciados entre los más desgraciados, somos clase media. ¿Y qué es oficialmente la clase media para nuestra progresía con mando en plaza? Muy sencillo: la clase media es hundirte en la miseria más absoluta, al punto de necesitar ser rescatado por el Estado, si un mes cualquiera te faltan 200 euros para poder pagar la hipoteca.

Ser de clase media en la España alegre y faldicorta de Montero, sí, remite a andar en riesgo serio de vulnerabilidad si el euríbor apenas encarece un modestísimo 3% el recibo del préstamo para la vivienda. Estamos hablando de 200 ridículos euros. Dicho de otro modo: la clase media en España existió, incluso fue mayoritaria en algún instante de la década de los setenta, pero ya no existe. Iría siendo hora, entonces, de dejarse de frivolidades con esa quimera. ¿Qué clase media ni qué niño muerto va a haber en esta España cuando el 66% de la población asalariada percibe ingresos mensuales que no sobrepasan el doble del SMI? Acaben ya con esa farsa.

Temas

En España

    0
    comentarios

    Servicios

    • Radarbot
    • Biblia Ilustrada
    • Libro
    • Curso