Menú
Almudena Negro

¡Libertad para Telemadrid!

La última vez que los empleados de Radio Televisión Madrid pudieron elegir a sus representantes sindicales fue hace diez años, en noviembre de 2011. Un escándalo.

Almudena Negro
0
La última vez que los empleados de Radio Televisión Madrid pudieron elegir a sus representantes sindicales fue hace diez años, en noviembre de 2011.  Un escándalo.
Telemadrid | EFE

La última vez que los empleados de Radio Televisión Madrid pudieron elegir a sus representantes sindicales fue hace diez años, en noviembre de 2011. Desde entonces, CCOO, UGT y CGT, convertidos en sindicatos verticales, se han negado, aprovechando un vacío legal de la Ley de Libertad Sindical de 1985, a volver a llamar a las urnas. Un verdadero escándalo en términos democráticos y de libertad.

Les contaría cuántos liberados sindicales hay actualmente en la empresa que pagan todos los madrileños, pero la opacidad sindical es total y absoluta. El presidente del caduco comité de empresa, responsable de comunicación de CCOO de la Comunidad de Madrid que además mantiene un férreo control, casi borreguil, de UGT y CGT, no lo sabe, según ha declarado. Cuando se celebraron las elecciones de 2011 la empresa tenía mil empleados y existían tres comités de empresa. Luego llegó el ERE del año 2013, que redujo la plantilla a poco más de 300 personas. Hoy es de algo más de 500. Como es fácil comprender, tendría un número menor de liberados sindicales.

El ERE fue la excusa aducida por la aristocracia sindical para no convocar en 2015. Decía que aún quedaban flecos judiciales por solventar. Claro que también decía que hasta que no se volviera a hacer inviable económicamente la empresa, con el retorno de todos los despedidos, no convocaría. Lo llaman "reversión del ERE" y lo han estado pregonando desde hace años, con Podemos en el Parlamento sirviéndoles de altavoz. La anterior dirección general de Telemadrid, con José Pablo López a la cabeza, los amparaba, mimaba, protegía. Menudo concepto de democracia el de unos y de otros.

Ocultan los okupas que, pese a la violencia desatada contra los empleados que no fueron despedidos en aquellos años, unos cuantos liberados sindicales se acogieron voluntariamente al ERE contra el que se manifestaban. Entre ellos, cuánta hipocresía, doña Teresa García Cao, presidenta electa del comité de empresa existente en 2011. Otros volvieron a Telemadrid al declarar la Justicia que así debía ser. Eso sí, sin devolver las cuantiosas indemnizaciones que habían recibido de todos los madrileños. Algunos, es justo contarlo, las están devolviendo en forma de cuotas irrisorias en estos momentos.

En octubre de 2017, dos años después de caducar un extraño comité de empresa que agrupó a tres comités de empresa (radio, televisión y el ente autonómico) en uno, manifestaban por escrito su voluntad de convocar elecciones cuanto antes, "como no podía ser de otra manera". Mentira. En 2015 había nacido del hartazgo de no pocos trabajadores de Telemadrid el Sindicato Independiente (SI), el mismo que actualmente es la segunda fuerza sindical en RTVE y que también tiene representación en Telecinco. Eso supondría que, en caso de haber elecciones, el número de personas que viven de los madrileños ejerciendo labores sindicales en Telemadrid sería menor, y que además otro sindicato obtendría, posiblemente, representación. Alguno, al que los trabajadores llaman "el ovni" porque nadie lo ha visto salvo para las algaradas contra el PP, tendría que trabajar. ¡Qué crueldad!

La pasada semana, en la Comisión de Control de RTVM, hemos pedido la comparecencia del Sindicato Independiente para poner sobre la mesa el problema que llevamos años denunciando. El señor Lombardo cuenta ahora que no convoca elecciones por la pandemia. Alucinante. ¡Diez años sin elecciones! Hasta en la dictadura cubana disimulan mejor. El señor Calzada, secretario general del SI, afirmaba, con toda la razón, que "las elecciones se tienen que convocar por cultura democrática". La izquierda que padecemos en el Parlamento regional, esa misma que se pasa el día criticando Telemadrid, se puso de perfil. Libertad, ¿para qué?

Desde el Grupo Parlamentario Popular en la Asamblea de Madrid, vamos a seguir denunciando la falta de democracia en Telemadrid, el secuestro de la voz de sus trabajadores por parte de la aristocracia sindical. ¡Libertad!


Almudena Negro, diputada en la Asamblea de Madrid por el Partido Popular.

En España

    0
    comentarios

    Servicios

    • Inversión
    • YoQuieroUno
    • Radarbot
    • Historia