Menú

Un bobo con aspiraciones

Que no se busquen excusas. O traicionan a su país o a su partido. Las de Pedro Sánchez son patéticas.

0

El desenlace previsible de esta investidura constatará la catadura moral de quienes aspiran al poder. No sólo de Pedro Sánchez, también de los presidentes territoriales de su partido que se oponen a que el primero pacte con los enemigos de su país.

Pedro Sánchez no podrá alegar que no había otra salida para formar gobierno que vender a retales la patria. Le competía a él hacerlo con PP y C's (253 diputados frente a 97). Rechazada esa posibilidad para encamarse con lo peor de la izquierda chavista, con la derecha abertzale y con las mareas nacionalistas, los dirigentes territoriales de su partido aún pueden enmendarle la plana mediante la justificación de la diversidad territorial, votando en contra de su investidura o absteniéndose. Con la misma legitimidad que se atribuye el popurrí plurinacional podemita. Si Pedro Sánchez está dispuesto a anteponer los privilegios territoriales a los derechos de los ciudadanos, seamos consecuentes: utilicemos el territorio, rompamos la baraja, seamos coherentes con la desvergüenza. ¿Ellos pueden ser diversos y los partidos nacionales no..?

Susana Díaz (Andalucía) cuenta con 22 diputados, Fernández Vara (Extremadura) con 5, García Page (Castilla-La Mancha) con 7… Y, en cualquier caso, 90 diputados, dueños de sus actas (no olvidemos que el acta es nominal, no del partido), pueden desobedecer la disciplina de voto en legítima defensa y en nombre de la obediencia debida a la Constitución al modo y manera como cualquier militar queda libre de la obediencia al mando superior si sus órdenes son contrarias a los principios constitucionales.

Que no se busquen excusas. O traicionan a su país o a su partido. Las de Pedro Sánchez son patéticas: "Rajoy es el Red Bull de los independentistas, porque les da alas". La doctrina educativa Logse aplicada a la política.

No te enteras de nada, Pedro; te ciega el verte fuera del poder. ¿Has tenido dos segundos, dos segundos nada más, para pensar en el bien común de los españoles? ¿Has pensado en las consecuencias de tu ambición personal? ¿Sabes de qué materia están hechas las alas de los independentistas? De tipos acomplejados como tú. De esos que van por la vida repitiendo como loros que hay que seducir a los nacionalistas para que nos quieran. Tú eres bobo, o un tipo sin escrúpulos, cualquier empresa te hubiera echado ya por inepto, o por aspiraciones sospechosas.

¿Has pensado en el peaje que habrás de pagar a los nacionalistas? Cupos territoriales al modo vasco y navarro, blindaje de la exclusión lingüística y el adoctrinamiento escolar, territorialización de los tribunales de justicia, saqueo del tesoro público en nombre de los servicios sociales, y aceptación de bases confederadas en una futura reforma constitucional para convertir España en un reino de taifas. De entrada.

Tu comportamiento me recuerda el del capitán italiano del Costa Concordia, aquel chuloputas de Francesco Schettino que abandonó el barco como las ratas. Si prefieres salvarte vendiendo, a costa del pasaje, la soberanía nacional a cuatro saqueadores del bien común, alguien te ha de recordar que al nacionalismo no se le embrida con seducción, sino con la ley. Por una razón elemental, porque su objetivo no es convivir en igualdad con el resto de españoles, sino imponer su xenofobia supremacista sobre ellos. Uno tiene que saber quién es y actuar en consecuencia. Si uno vive preso de la mirada de los demás, acaba viviendo la vida de los otros, no la propia. Que es precisamente lo que muy a menudo pasa en Cataluña a causa del acoso político del nacionalismo. Aliena y erosiona todo cuanto contamina. El poeta José Hierro lo dejó escrito con palabras hermosas: cuando uno no vive como piensa, acaba pensando como vive.

Errejón y los suyos ya han exigido "el reconocimiento plurinacional de España". Quieren "tender puentes en lugar de levantar muros", porque también creen, como nuestro esbelto Fernando VII, que el PP “está dando alas al nacionalismo”. La misma monserga, pero ellos son adanes, pijos progres con ínfulas de dioses. Son hijos de los chamanes de la Logse. Juego de tronos, toreo de salón. Lo pagaremos caro.

En España

    0
    comentarios

    Servicios

    • Inversión
    • Seminario web
    • Radarbot