Menú
Carmelo Jordá

¿Y Montoro de sucesor de Rubalcaba?

Es el ministro de Hacienda que ha hecho una política más 'psocialista' de la historia de la democracia.

Carmelo Jordá
0
Es el ministro de Hacienda que ha hecho una política más 'psocialista' de la historia de la democracia.

Anda el PSOE tan apaleado por la realidad que responde con júbilo y alborozo a la mera posibilidad de que Eduardo Madina se presente a las primarias, unas primarias que no se han convocado, para una fecha que se desconoce.

Sí, el Eduardo Madina que no ha sido ni concejal en su ya larga carrera política, o casi sería mejor decir politiquilla; ese Madina al que no se le conoce obra intelectual alguna, ya sea de pensamiento, palabra u omisión; el mismo Madina, eso sí, que ha acreditado un sectarismo que pondría los ojos como platos a los seguidores de cualquier líder apocalíptico, de esos que se encierran en un rancho hasta que le pegan fuego o el FBI los saca a punta de escopeta.

En resumen, que el desánimo y la indigencia intelectual y electoral del PSOE son tales que reciben a la nada con ramas de palma y cantando el Hosanna, que se diría que va a entrar Madina en Ferraz a lomos de una borriquilla con Valenciano oficiando de Magdalena.

Ante tamaña hecatombe anímica, me siento casi obligado a hacer una propuesta a los socialistas, una idea que puede parecer sorprendente, pero que en el fondo tiene toda la lógica: su candidato natural es Cristóbal Montoro.

Sí, ya sé que en estos momentos Montoro está en el Gobierno del PP, pero eso son detalles sin tanta importancia frente al hecho innegable de que es el ministro de Hacienda que ha hecho una política más psocialista de la historia de la democracia, y a los hechos me remito: récord de deuda, de déficit, de paro y de impuestos... Y eso sin contar con dos Presupuestos de esos que desde el primer momento se sabe que no se van a cumplir y que son tan del gusto del PSOE.

Montoro lo tiene todo para ser candidato socialista y cuenta con una experiencia de gestión de la que no puede presumir casi ningún socialista hoy en día, a excepción del propio Rubalcaba –¡y qué dos gestiones, Virgen del amor hermoso!–.

Y, sobre todo, tiene las convicciones necesarias para defender la idea del socialismo en España, especialmente la de que hay que exprimir a los españolitos de a pie con una fiscalidad digna de las peores épocas de Transilvania, para así mantener a todo trapo la maquinaria de puestos, regalías, chollos y subvenciones a mayor gloria del partido –mejor dicho, de los partidos–, y de los bolsillos de sus líderes y afiliados.

Elena, Tomás, José Antonio, Patxi, no lo dudéis, Cristóbal es vuestro hombre.

En España

    0
    comentarios

    Servicios