Menú

Copa del Rey

Con tu apoyo hay más Libertad
  • Sin Publicidad
  • Acceso a Ideas
  • La Ilustración Liberal
  • Eventos

El Sevilla, la cruz en esta final: un rival decepcionante

No acertó el técnico Montella con nada en su planteamiento y salió muy a la defensiva.

0
Humillación sevillista. | EFE

Llegó Montella a la rueda de prensa, con la cabeza baja. Tenía que dar explicaciones pero la corbata no le llegaba al cuello, no acertaba con las palabras en ese español que va aprendiendo poco a poco pero que denota todavía su falta de acoplamiento al país. Montella sabe lo que dice pero no acierta con la expresión correcta. Todo suena a excusa y, además, no muy precisa porque el Sevilla ayer hizo el ridículo en el Metropolitano.

No acertó el técnico con nada en su planteamiento y salió muy a la defensiva. Se escudó ante los medios en la grandeza brutal del Barcelona, pero no debe servir eso a un sevillista de pro. La afición cargó duramente contra él y contra el presidente y, cuando los jugadores fueron a pedir perdón al final del partido, se encaró con ellos. La afición es sabia y la del Sevilla una de las que más en este deporte patrio.

Había muchas ilusiones puestas durante la tarde. Un parque de Canillejas madrileño lleno de gente, lleno de emociones. Con el Arrebato a todo volumen y con ese himno emocionante. Pero nada pudo ser desde el primer minuto de partido. Nadie vio al Sevilla ayer en el Wanda y nadie atisbó poder de reacción en la final más decepcionante de los últimos años.

Se fueron por el desagüe miles de sensaciones que palpamos durante una tarde que invitaba a todo pero que acabó en nada. Se fueron de vuelta a Sevilla las ilusiones de una afición que este año tiene sentimientos encontrados. Esos que dicen que han eliminado al United en Champions y que han llegado a la final de esta Copa. Pero también les amenaza con quedar fuera de Europa (ahora lo están) y que convierta el derbi del 13 de mayo en una auténtica final. Si el resultado es exitoso se salvará algo el año. Si quedas fuera de Europa y el rival vecino se mete, es una pesadilla. Esa es la realidad.

En Deportes

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios