Menú
EDITORIAL

10-N: ¿y si el maquiavélico Sánchez se acaba llevando un disgusto?

EDITORIAL
0

La decisión del chavista Íñigo Errejón de concurrir a las próximas elecciones generales con marca propia ha perturbado notablemente el panorama político, como ya está viéndose reflejado en las encuestas.

Así, uno de los estudios demoscópicos más recientes, realizado por GAD 3, recoge la exitosa irrupción de la formación de extrema izquierda Más País en el escenario nacional. Según el director de la referida encuestadora, Narciso Michavila, el partido de Errejón robaría "bastante voto a Podemos" pero también "al PSOE de Pedro Sánchez", lo que haría de hecho que los socialistas vieran empeorar sus resultados con respecto a las elecciones de abril

Sánchez provocó intencionadamente la repetición de las elecciones guiado por la convicción de que la división de la derecha le volvería a garantizar una victoria... que ampliaría a costa de los neocomunistas de Pablo Iglesias. Sin embargo, las urnas podrían dar una muy desagradable sorpresa al aprendiz de Maquiavelo que pretende seguir empotrado en la Moncloa.

Y es que los acontecimientos de los últimos días de lo que dan cuenta es de la implosión de una extrema izquierda que parece deambular por la arena política como pollo sin cabeza. Si desde Madrid el fracasado Errejón pretende hacer olvidar su batacazo en las autonómicas de primavera presentando candidaturas en las provincias con mayor número de diputados, desde Cataluña la batasunoide CUP anuncia que por primera vez concurrirá a unas elecciones generales, lo que da una idea de las complicaciones que podrían presentársele a Sánchez para la conformación de un nuevo Gobierno. Y eso por no hablar de lo que sucederá cuando se conozca la sentencia contra los capos del golpe de Estado separatista que han sido juzgados en el Tribunal Supremo.

Lo dicho: al descalificable doctor Sánchez, el experimento del 10-N le puede salir muy caro. Y seguro que en su propio partido habrá entonces quien aproveche la ocasión para tratar de, una vez más, quitárselo de en medio y apartarlo de la Secretaría General.

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios