Menú
EDITORIAL

Como odian España, van a por Madrid

Es de todo punto imprescindible activar todos los resortes cívicos y políticos para poner freno a estos miserables.

EDITORIAL
0

Si en la izquierda española quedara algún rastro de decencia, la actitud genuflexa de sus líderes ante la casta nacionalista que detenta el poder en el País Vasco y Cataluña habría provocado un auténtico terremoto político-social. 

Pero no, ahí andan PSOE y Podemos pergeñando un pacto con golpistas y proterroristas para asfixiar tributariamente a los ciudadanos de Madrid... y condenar al resto de España. Tras hundir su región, los golpistas catalanes han puesto en la mira a la comunidad que más les deja en evidencia; comunidad a la que Pedro Sánchez desprecia cordialmente por las mismas razones. No es de extrañar que pacten: son, más que socios, semejantes.

La izquierda dice querer armonizar la fiscalidad nacional... pero dejando al margen a los territorios gobernados por la tremendamente insolidaria y antiigualitaria mafia nacionalista, despropósito aberrante que debería llevar a sus votantes a estallar de indignación. No se puede ser más traidor a unos postulados que esta siniestra izquierda que tenemos empotrada en la Moncloa. Una izquierda que pacta con la hez hispanófoba para imponer a la Nación la desigualdad ante la ley por razones de territorialidad. Puro Orwell. 

En la base de esta fechoría está el odio feroz de socialistas y comunistas al Ejecutivo de Isabel Díaz Ayuso. El éxito de la Comunidad de Madrid en el control de la pandemia y su agenda económica pro liberal están sacando de quicio a Sánchez, Iglesias y sus cómplices, que no se detienen ni ante el pavoroso ridículo de abogar por una política fiscal centralista y, desde el comunismo más recalcitrante, por tratar de manera privilegiada al País Vasco en detrimento de, por ejemplo, Extremadura.

Es de todo punto imprescindible activar todos los resortes cívicos y políticos para poner freno a estos miserables. El socialista Sánchez y el comunista Iglesias pueden arrastrarse cuanto deseen ante sus colegas proetarras y golpistas, pero no a costa del bienestar y hasta de la supervivencia de la Nación.

En España

    0
    comentarios

    Servicios