Menú

El PSOE debe elegir: o el PSC o España

Los socialistas deben elegir entre seguir vinculados al PSC y desaparecer o volver a convertir al PSOE en un partido de Gobierno con sentido de Estado

EDITORIAL
0

La profunda crisis por la que atraviesa el socialismo español ha provocado, entre otras consecuencias de envergadura, la irrupción en la arena política de una alternativa socialdemócrata que, al contrario que el PSOE, tiene la clara vocación de defender los intereses de la Nación española y de sus ciudadanos.

Este nuevo partido, Centro Izquierda Nacional, surge precisamente en Cataluña, que es donde hay que situar el origen de la ruina política que atenaza actualmente al PSOE. El entreguismo del PSC ha convertido al tradicional referente de la izquierda catalana en un pelele servil de las organizaciones separatistas con consecuencias devastadores: en tan solo dos citas electorales ha pasado de aportar al PSOE 25 diputados a los 7 actuales, perdiendo su tradicional hegemonía para convertirse en la cuarta fuerza política.

Pero los abusos de los socialistas catalanes con las siglas centenarias del PSOE no hubieran tenido una influencia decisiva si no fuera por los tradicionales complejos de los partidos nacionales con sus franquicias en Cataluña. En lugar de convertir al PSC en un referente de la igualdad de los ciudadanos y la defensa de sus derechos en Cataluña y el resto de España, es el PSOE el que ha sido arrastrado a unas posiciones cada vez más antiespañolas, deriva que ya es reconocida por importantes dirigentes socialistas y a la que nadie en el PSOE parece tener voluntad de poner remedio.

La pérdida de una verdadera vocación nacional es la clave que explica la profunda crisis socialista, agravada por la irrupción en la escena política de una formación antisistema ante la que, nuevamente, el PSOE aparece como un partido acomplejado que trata pobremente de imitar hasta los peores tics de este movimiento, empeñado en la destrucción del orden constitucional.

Por todo ello, la reunión del Comité Federal que celebra hoy el PSOE debe interpelar de manera profunda a sus integrantes, más allá del sentido final del voto en la investidura de Rajoy. Se trata de elegir entre seguir vinculado al PSC y desaparecer de la escena política, o romper con el fielato catalán, que ya ha destruido al socialismo en Cataluña, para volver a convertir al PSOE en un partido de Gobierno con un sentido de Estado que ya nadie pueda cuestionar.

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation