Menú
EDITORIAL

La izquierda, siempre contra la propiedad ajena

EDITORIAL
0

La radicalización que ha experimentado la política española como consecuencia del estallido de la crisis económica, y cuyo máximo exponente es el nacimiento y auge de Podemos a nivel nacional, constituye una gran amenaza para el patrimonio de los españoles, ya que la extrema izquierda no solo pretende imitar la oleada de nefastas expropiaciones que en su día puso en marcha el sátrapa Hugo Chávez en Venezuela, sino que arrastra consigo al PSOE de Pedro Sánchez, siempre dispuesto a apoyar cualquier disparate con tal de evitar que el partido de Pablo Iglesias le robe votos por uno de sus flancos. En este sentido, resultan muy preocupantes algunas de las últimas propuestas lanzadas por ambas formaciones.

Destaca, en primer lugar, la proposición de ley que ha presentado el partido morado en el Congreso bajo la excusa de solventar el acceso a la vivienda de las rentas bajas. Así, en lugar de reforzar la seguridad jurídica e impulsar la construcción de nuevos pisos en las grandes ciudades para aumentar la oferta inmobiliaria y, de este modo, presionar a la baja los precios, al tiempo que se fomenta la creación de riqueza y empleo para que la población mejore sus condiciones de vida, la receta de Iglesias y los suyos consiste, directamente, en expropiar su propiedad a los españoles mediante diversos mecanismos.

En primer lugar, impidiendo los desahucios por razón de impago de alquiler e hipoteca ye incluso por okupación del inmueble hasta que se garantice una "alternativa habitacional". De este modo, el legítimo propietario, tanto empresas como particulares, no podría recuperar en ningún caso su inmueble hasta que la Administración de turno ofreciese una vivienda de similares características a morosos y okupas, dejándolo así en la más absoluta indefensión. Esta medida fue, precisamente, la que adoptó el régimen chavista poco después de llegar al poder y el resultado no fue otro que un masivo impago de alquileres y créditos, robando con ello la propiedad a sus legítimos dueños, al tiempo que se colapsaba el mercado inmobiliario e hipotecario.

Además, por si no fuera suficiente, la iniciativa de Podemos también contempla la cesión obligatoria a las Administraciones Públicas (expropiación) de todos los pisos que se mantengan vacíos durante más de seis meses con el objetivo de poder ofrecerlos en "alquiler social". Si a ello se suma su intención de despenalizar la okupación, este particular texto supone uno de los mayores ataques contra la propiedad privada que presencia el país desde hace décadas.

Pero no es el único. El PSOE también plantea fórmulas para empobrecer al conjunto de la sociedad. En este caso, los socialistas pretenden disparar la fiscalidad sobre el ahorro con la excusa de aumentar las pensiones. De este modo, entre la expropiación indiscriminada de inmuebles y el nuevo hachazo tributario sobre los activos financieros (depósitos y activos financieros), la izquierda pretende embolsarse buena parte de la riqueza que con tanto esfuerzo han ido acumulando millones de honrados trabajadores y familias durante años.

Más allá del atentado que suponen este tipo de propuestas, tanto desde el punto de vista jurídico como económico, estos políticos son auténticos expertos en hipocresía al querer hacerse con la propiedad de los demás mientras mantienen a buen recaudo la suya propia, tal y como ejemplifica, entre otros muchos casos, el abultado patrimonio que poseen los miembros del Pacto de Toledo para asegurarse una jubilación de oro.

Lo más grave, sin embargo, es que la ideología que subyace en estas propuestas, consistente en minar el capital que posee la población, supondría, simplemente, la ruina de los españoles. Y en eso, en generar miseria, la izquierda tiene, sin duda, una larga y exitosa trayectoria...

En España

    0
    comentarios

    Servicios

    • Inversión
    • Seminario web
    • Podimo
    • Tienda LD