Menú

Los siniestros referentes de Izquierda Unida

Uno de los peores frutos de esta crisis tremenda es la resurrección de Izquierda Unida, formación que merecería estar desde hace muchísimo tiempo en el basurero de la Historia, junto con la siniestra ideología que postula.

EDITORIAL
11

Uno de los peores frutos de esta crisis tremenda es la resurrección de Izquierda Unida, formación que merecería estar desde hace muchísimo tiempo en el basurero de la Historia, junto con la siniestra ideología que postula, generadora formidable de muerte y miseria.

Haciendo uso de la demagogia más rastrera, Izquierda Unida se está jugando el todo por el todo al "cuanto peor, mejor", explota sin vergüenza la pésima situación por la que atraviesa el país y no pierde ocasión de generar inestabilidad y cebar el resentimiento de quienes peor lo están pasando. Sus gerifaltes, sin duda, merecerían figurar en una muy oportuna Historia nacional de la infamia.

La penúltima salida de tono de la agrupación ultraizquierdista ha sido anunciar "una cooperación directa" entre Andalucía y la liberticida Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América, vulgo ALBA, engendro creado por el tirano Hugo Chávez para extender el nefasto socialismo del siglo XXI desde la Tierra del Fuego hasta el Río Grande.

El vicepresidente de la Junta de Andalucía, el comunista Diego Valderas, ha tenido la indignante desfachatez de aludir a "la democracia, la libertad y el respeto a los derechos humanos" a la hora de anunciar la referida "cooperación directa" entre el Gobierno regional andaluz y los deleznables regímenes que padecen los pueblos cubano y venezolano, responsables directos de la pavorosa regresión de Cuba y Venezuela, ejemplos paradigmáticos de qué no se debe hacer en prácticamente todos los ámbitos de la política, la económica, la moral y la cultura.

Valderas se ha demostrado indigno del cargo que ocupa, y como por eso mismo no renunciará a él, el presidente del Gobierno regional andaluz, el socialista José Antonio Griñán, debería destituirlo de inmediato, incluso pidiendo perdón a las víctimas de las tiranías bolivarianas. Es una vergüenza que aún haya representantes políticos que jaleen el socialismo real, el comunismo de la represión furiosa y la monstruosa incompetencia económica; y una vergüenza intolerable que quien lo haga ejerza el poder en un régimen democrático.

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation
    España Baila Flamenco