Menú

Franco, el Vaticano y 'El País'

En 'El País', que desde sus inicios ha tenido una turbulenta relación con la verdad, cuando se mentía se hacía con arte y profesionalidad. Pero deben de haber relajado los estándares.

0
EFE

En El País, que desde sus inicios ha tenido una turbulenta relación con la verdad, cuando se mentía se hacía con arte y profesionalidad. Pero deben de haber relajado los estándares porque ahora se miente con descaro a la vez que, a renglón seguido, se ofrece al lector la prueba de que lo que se dice es falso. Tan tosca manera de mentir no sólo es grosera y ordinaria, sino que encima no sirve para lo que es su fin primordial: engañar al lector.

Titula El País: "El Vaticano forzará al abad del Valle de los Caídos a permitir la exhumación de Franco". Y subtitula: "El secretario de Estado contesta a Calvo que la Iglesia apoya la decisión de sacar los restos del dictador". Luego se lee la noticia y el redactor, inocente y simple como un pichón, demuestra que no hay nada de verdad en eso. Efectivamente, el 18 de enero Carmen Calvo escribió al Vaticano "transmitiendo su inquietud por la oposición del abad Cantera a la exhumación". Y Parolin, secretario de Estado del Vaticano, le ha contestado por medio de otra carta diciendo: "Deseo reiterar lo que señalé a vuestra excelencia durante nuestra reunión en el Vaticano, el pasado 29 de octubre, es decir, que la Iglesia no se opone a la exhumación de los restos mortales del general Franco, si la autoridad competente así lo dispone". O sea, que la postura del Vaticano no ha cambiado. Es la misma que la de octubre. No sólo, sino que reitera que no se opone a la exhumación, que es algo que está muy lejos de significar que "apoya la decisión de sacar los restos del dictador".

A continuación, queda aún más en evidencia la mendacidad del titular. Añade Parolin: "A la comunidad benedictina de la abadía de la Santa Cruz del Valle de los Caídos fue recordado y se seguirá recordando su deber cívico de observar plenamente el ordenamiento y de respetar a las autoridades civiles". Como puede fácilmente entender cualquier hijo de vecino, el Vaticano no ha ordenado nada a los benedictinos. Les ha recordado algo obvio y que a la vicepresidenta le sobra porque los monjes benedictinos están tan sometidos al ordenamiento jurídico como pueda estarlo ella sin necesidad de que el Vaticano lo recuerde. Si el ordenamiento jurídico, del que forman parte los acuerdos con la Santa Sede, ofreciera al prior, que no abad, del Valle de los Caídos algún instrumento legal con el que oponerse a la exhumación, podría perfectamente recurrir a él sin estar con ello desobedeciendo ninguna orden del Vaticano. Lo único que limita la actuación del prior, según la carta de Parolin, es lo mismo que limita la actuación del Gobierno, esto es, el ordenamiento jurídico. Nada más.

En consecuencia, no es verdad que el Vaticano vaya a forzar al prior a nada en relación con el cadáver de Franco, como tampoco lo es que apoye la decisión del Gobierno de exhumarlo. Que El País mienta en esto no es en sí noticia. Lo que es novedoso es que la misma crónica denuncie de modo tan tajante y rotundo las mentiras del titular. Ya no hay profesionales. Ni siquiera de la mentira donde antes abundaban.

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios