Menú
Emilio Campmany

Zapatero, paladín de comunistas

El Gobierno no puede evitar que Zapatero se forre escribiendo al dictado de autocracias comunistas. Pero debería aclarar que su posición no tiene por qué coincidir con la del expresidente.

Emilio Campmany
0
El Gobierno no puede evitar que Zapatero se forre escribiendo al dictado de autocracias comunistas. Pero debería aclarar que su posición no tiene por qué coincidir con la del expresidente.
José Luis Rodríguez Zapatero. | EFE

Por un artículo de Mario Noya me entero de que el solemne publicó hace unos días otro en el órgano del Partido Comunista Chino, el China Daily. La pieza repite como un papagayo el discurso de los comunistas chinos. Que si China es una, lo que equivale a reclamar el derecho a aplastar el régimen democrático de Taiwán; que un orden internacional justo ha de ser necesariamente multipolar, lo que significa que ha de mandar en él China; que ya no es tolerable el liderazgo de Estados Unidos, lo que quiere decir que habrá que soportar el de China; que ha de respetarse el principio de no injerencia, que es tanto como decir que hay que dejar que China arrolle los derechos humanos de uigures y hongkonenses, etc. En esto Zapatero no hace más que reproducir los mensajes del Partido. Sin embargo, destaca nuestro exmandatario cuando compara el nuevo orden internacional que preconiza China con la Unión Europea, modelo de integración y cooperación. A nuestro ilustre bobo se le olvidó recordar que para formar parte de la UE hay que ser una democracia y respetar los derechos humanos. De hecho, Bruselas se injiere en los asuntos internos de los Estados miembros para velar por el respeto a esos derechos y a los principios democráticos. Esto es algo que saben muy bien Polonia, Hungría y España, a la que se impidió reformar el Consejo General del Poder Judicial porque lo que pretendían PSOE y Podemos era acabar con la separación de poderes, es decir, hacer que nos pareciéramos más a China.

Probablemente el artículo ha sido pagado, dada la condición de exgobernante de un país miembro de la UE que adorna a Zapatero. En diciembre, la Unión y China firmaron un tratado de inversiones que se supone abrirá el mercado chino a las europeas, pero que en realidad no abrirá absolutamente nada, permitiendo a la vez que Europa siga siendo colonizada por Pekín. El tratado ha de ser ratificado por el Parlamento Europeo, y no es probable que lo haga. Se supone que la argumentación de Zapatero está dirigida a convencer a los europarlamentarios de lo agradable que será estar sometidos a la bota china

El Gobierno español no puede evitar que Zapatero se forre escribiendo al dictado de autocracias comunistas. Pero sí debería haber aclarado que su posición no tiene por qué coincidir con la de Zapatero, ya que el pasmado se firma como expresidente del Gobierno de España. Sin embargo, es posible que, igual que Italia ha sido comprada por los chinos e integrada en su Nueva Ruta de la Seda, programa con el que China se compra a naciones enteras, a nosotros estén a punto de meternos en la cesta de la compra, si no lo han hecho ya. Lo gracioso es que quien sí se toma la precaución de aclarar que las opiniones de Zapatero no tienen por qué coincidir con las suyas es el China Daily, cuando más coincidentes no podrían ser. La única diferencia estriba en el entusiasmo, mucho más desbordante en la prosa de nuestro compatriota. Ya lo decía Peter Fallow en La hoguera de las vanidades: “si trabajas en una casa de putas, sólo puedes hacer una cosa: ser la mejor de todas”.

En España

    0
    comentarios

    Servicios

    • Inversión
    • Seminario web
    • Podimo
    • Reloj LD