Menú
VENEZUELA

La cháchara de Chávez nos saldrá cara

La mente del teniente coronel presidente parece como una especie de loto; sí, como el popular juego de azar que tanto atrae a legiones de esperanzados que sueñan hacerse millonarios. Cada semana hay un ganador en el Lotochávez. Hay para todos los gustos. No escapan a su verbo de pantano ni organizaciones ni organismos multilaterales.

0
Entre los ganadores del Lotochávez encontramos a los presidentes Bush, García (Perú), Arias (Costa Rica); al premier Blair; a los ex mandatarios Aznar y Toledo (Perú). También está el secretario general de la OEA, Insulza, a pesar de sus zalamerías, de su quedar mal con tirios y troyanos; pero a él le es indiferente, porque aspira a la candidatura presidencial de Chile en 2009. Al fin y al cabo, el señor Insulza es un empleado de los Gobiernos del Hemisferio.
 
El señor Chávez tiene amenazada a la OEA, y desea que lo expulsen de su seno. Con la Comisión Interamericana de Derechos Humanos barrió el piso, sin el más mínimo atisbo de consideración. Pero la comunidad internacional guarda un silencio cómplice, al igual que cerró los ojos ante la satrapía fidelista.
 
Han sido éstas las batallas legendarias del teniente coronel, cruzado redentor de la América del Sur, a la cual liberará del yugo del Fondo Monetario Internacional y del Banco Mundial. Ahora bien, en las batallas verdaderas ha fracasado: recuérdese su frustrado golpe militar de 1992 (nada épico); su entrega (nada gloriosa) del 12 de abril del 2002.
 
El verdadero enemigo del teniente coronel somos los venezolanos que nos oponemos a su régimen, a su comunismo. Los inermes, porque los armados son él y sus militares.
 
Evo Morales.Por ignorancia o irracionalidad, el Sr. Chávez no ha medido las consecuencias que se derivarán de la salida del país del FMI y del BM. Más temprano que tarde, será perjudicial. Venezuela quedará sola y aislada, sin voz ni voto en la integración internacional. Se consolará con la compañía de Evo Morales, Rafael Correa y Daniel Ortega. Puede dormir tranquilo.
 
No midió él que, al salir del FMI, la mayor parte de la deuda externa del país quedará técnicamente vencida, porque hay una cláusula de garantía que demanda el pago inmediato de la misma, lo cual encarecerá el coste del endeudamiento internacional tanto para el Estado como para los empresarios.
 
No hay duda, aun con los precios actuales del petróleo, de que las políticas del teniente coronel presidente conducen a otra crisis en la balanza de pagos del país. Esa crisis está al cruzar la esquina, tal vez en el año 2008.
 
En cuanto a la huida del Banco Mundial, quedaremos excluidos del Centro Internacional de Arreglos y Diferencias en materia de inversiones, por lo que se corre el riesgo de que los de Petróleos de Venezuela (PDVSA) sean valorados como bonos basura.
 
Un ministro de Chávez, de esos que ríen sus chistes dominicales de mal gusto, ha intentado infructuosamente parar el tsunami, al cual se suman otros imponderables, como la cancelación de 1.600 millones de dólares por la adquisición de la principal empresa telefónica (CANTV) y de 900 millones por la de Electricidad de Caracas. Por lo demás, tanto la banca como la empresa siderúrgica italo-argentina Sidor están bajo la amenaza de la nacionalización, y bajo la de un mayor control tres firmas estadounidenses que operan en la faja petrolífera del Orinoco.
 
En definitiva: nunca antes un portazo en las narices pudo salirle tan caro a Venezuela.
 
 
© AIPE
 
SAÚL PÉREZ LOZANO, periodista venezolano, coordinador general editorial del Bloque Dearmas.
0
comentarios

Servicios