Menú

Ideas

CRÓNICAS COSMOPOLITAS

La reacción es de izquierdas

Carlos Semprún Maura
Una cosa es que seamos muchos— sobre todo entre mis amigos—quienes debido a los años, la experiencia y los fracasos hayamos perdido las ilusiones “revolucionarias” de nuestra juventud, incluyendo el militantismo y hasta el sacrificio, y otra que todos nos hayamos convertido en reaccionarios. La reivindicación del continuo aumento de los impuestos, como exigencia “de izquierdas”, constituye el meollo de todos los programas de la socialburocracia (cuando los tiene) e incluso de la ultraizquierda.
1. ENIGMAS DE LA HISTORIA

¿Cuál fue la causa de la revolución cultural china?

César Vidal
A mediados de los años sesenta del siglo XX, el convulso panorama internacional se vio afectado por un fenómeno denominado la Gran revolución cultural proletaria cuyo impulsor fue el presidente chino Mao Ze Dong. Aclamada por elementos de izquierdas en todo el mundo, fue incluso uno de los referentes del mayo del 68, que la consideraron una purificación de la revolución marxista. Sin embargo, ¿cuál fue la causa de la revolución cultural china?
DIGRESIONES HISTÓRICAS

El moralismo español

Pío Moa
Los “ricos” españoles, y quienes les apoyaban (“los militares y los curas”, en cabeza) eran los más miserables, crueles, oscurantistas y chulos de todo el mundo, o por lo menos de toda Europa. Así sigue siendo la línea hegemónica en la historiografía “profesional” y “académica” sobre la guerra civil, espoleada desde fuera por los Preston, Jackson y compañía.
TERRORISMOS DOSMÉSTICOS

La guerra civil mundial

Fernando R. Genovés
La guerra contraterrorista actualmente en marcha se libra en escenarios concretos y puntuales (Afganistán, Irak…), pero en no menor escala también en el seno de las sociedades en forma de conflictos civiles. El terrorismo, al atacar a la población, a una parte la aniquila y a la sobreviviente la divide.
INSTITUCIONALIZACIÓN DE LA DESIGUALDAD

La dignidad fiscal de la izquierda

José García Domínguez
Cuando el PSC tomó el control del Ayuntamiento de Barcelona, una de las primeras decisiones, entre las más urgentes, que adoptó el nuevo consistorio fue enlodar el nombre de la ciudad dedicándole una calle a Sabino Arana. Ocurrió hace veinticinco años.
ASUNTOS EXTERIORES

Cosas absurdas e innecesarias

José María Marco
La ANPE (Agencia Nacional Para el Empleo) es en Francia como el INEM en España, una cosa absurda e innecesaria. Pues bien, la ANPE se acaba de gastar 2,4 millones de euros en un nuevo logotipo. El logotipo, verde y rojo, como corresponde a un encargo hecho por un gobierno francés de derechas, es una evocación moderna y cibernética del circulito del ying y del yang.
DRAGONES Y MAZMORRAS

La gran desilusión

Julia Escobar
Volvía yo hace pocos días de ese país al que ya no sé si calificar de galo, europeo o qué, sobre todo cuando oí en la radio del coche que cierta emisora empezaba su informativo anunciando, con la mayor naturalidad del mundo, que “ayer, en Francia, terminaba el Ramadán”, y lo peor es que continuó desgranando el calendario de esa higiénica práctica en “los demás países musulmanes”, ergo
JONH FITZGERALD KENNEDY

Icono de una época

Fernando Díaz Villanueva
Hace cuarenta años la mayor nación del mundo quedó paralizada por un día, el día del entierro de John Fitzgerald Kennedy. Un pueblo sumido en el llanto lloraba la inexplicable muerte de su presidente al tiempo que millones de personas en todo el mundo se frotaban los ojos por lo sucedido en Dallas apenas unos días antes.
AL MICROSCOPIO

La ciencia nos hace crecer

Jorge Alcalde
Comunistas y ecologistas están la mar de contentos porque a España se le ha escapado la posibilidad de albergar el proyecto ITER. No es extraño, unos y otros hace tiempo que decidieron retirar de su concepto de "progreso" la idea de progreso científico. En cuestiones de ciencia y tecnología su progresismo consiste más bien en regresar a la edad de las cavernas. Dejémosles, pues, con su versión rojiverde del "Qué inventen ellos".
COMER BIEN

Gastronomía: Verdes y un poco picantes

Caius Apicius
Para un gastrónomo, sobre todo si ese gastrónomo tiene la fortuna de vivir en San Sebastián, una “gilda” es el pincho por antonomasia: en un palillo, un filete de anchoa, unas cuantas guindillas verdes en vinagre y una aceituna. De la calidad de anchoas, guindillas y aceituna dependerá, claro está, que la “gilda” sea memorable o un bodrio.