Menú

Podemos y la pederastia

Su propuesta es bien antigua: que los niños pasen a ser propiedad del Estado y crezcan moralmente sanos como Elián González, el balsero del castrismo.

Javier Somalo
0

Formar una familia y protegerla propicia la pederastia. Además, la ideología dominante en las familias que lo han sufrido es la del PP porque la institucionalización de la familia es cosa suya. He aquí la última denuncia de Podemos, ejercida por Isabel Serra, en la Asamblea de Madrid.

El caso es que la familia como institución, fruto de la ideología del PP, se compone de un padre maltratador con bigotito de mosca, sortija y habano que lo mismo levanta la mano a la santa esposa como la falda a la niña y que está casado con esa esclava dedicada a parir, soportar en silencio los desmanes del macho y cumplir, sin dolor de cabeza o con él.

En la izquierda podemita eso no pasa porque la familia será algo así como –a ver si lo consigo– un círculo de empoderamientos de libre adhesión compuesto por sujetos de derecho que generan similitudes en el ADN. Eso sí, superada la limitación afectiva, hay que correr para colocar a todos los miembros de esa familia –los máximos miembros posibles y sin reparar en su capacitación– en puestos públicos bien remunerados. El empoderamiento ese, vaya… En caso de duda o de que los empoderamientos circulares de sujetos de derecho sean complicados de aplicar a la vida diaria como modelo alternativo de familia se recurrirá la fórmula más vieja y eficaz de todas: La familia es El Partido. Y claro, con dicho esquema no hay posibilidad alguna de pederastia.

La solución a la abyección de la pederastia, que según Podemos es culpa de la ideología del PP, es que los niños no sean "objeto de protección sino sujetos de derecho". Pero, en definitiva, su propuesta es bien antigua: que los niños pasen a ser propiedad del Estado y crezcan moralmente sanos como Elián González, el niño balsero del castrismo, todo un ejemplo de sujeto [de] derecho al que la Revolución amputó la preposición en cuanto lo arrancó de los brazos de su padre.

Por eso Podemos se ocupa de los niños. Hay que protegerlos dejándoles votar bien pronto y animarles a entrar en El Partido a eso de los 14 años, que es cuando las ideas todavía no lo son del todo y a uno le puede resultar interesante que le expidan un carné de "alimentador de colonias felinas" o que le digan que la Plaza de España puede tener el aspecto que decidan los vecinos siempre y cuando coincida con lo que haya decidido El Partido. Bien es verdad que, visto lo visto, muchos de nuestros jóvenes superan con creces antes de los catorce años la capacidad cognitiva e intelectual de algunos cuadros del partido de los moratones.

La perversión que supone abusar sexualmente de un niño no está sujeta a ideologías políticas. Pero, ¿cuál es la ideología que lapida (falsas) adúlteras y ahorca homosexuales? ¿Cuál es la que no lo denuncia sino que lo consiente y lo protege? ¿Qué ideología ve en un niño a un soldado? ¿Quién proclama el "derecho" al aborto incondicional y, en el caso de los menores, sin necesidad de conocimiento de los padres, tratando así de zanjar legalmente un problema complicadísimo, pues entra en el terreno moral?

Podemos ha vuelto a chapotear en el más infecto lodazal al achacar el drama de la pederastia a la derecha jugando a la identificación del PP con los episodios de abusos admitidos por la Iglesia. Para poner en marcha su "ideología" necesitan otra, aunque no exista, un frente que justifique su acción. El odio es el "núcleo irradiador", que diría aquel, porque sin él no saben qué proponer que no sea la purga. Es, de hecho, ese sentimiento el que, pase lo que pase, saldrá reforzado del Congreso de Vistalfrente y marchen.

Quizá lo más triste es que, una vez más, Podemos ha conseguido concluir en sede parlamentaria un discurso delictivo sin que nadie se lo prohíba, ni siquiera los aludidos y agraviados. Acabarán repitiendo episodios pasados de amenazas directas desde una tribuna, algo que, por cierto, sí tiene que ver con una ideología. La suya.

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios