Menú
José García Domínguez

Cataluña no existe

Cataluña, a diferencia de Bélgica, existió alguna vez. Pero ya no.

José García Domínguez
0

Bélgica no existe. No ha existido nunca. Eso que comúnmente llamamos Bélgica es, en realidad, el agregado de dos países distintos, con sus dos poblaciones distintas, sus dos idiomas distintos, sus dos tradiciones culturales distintas, sus medios de comunicación distintos, sus partidos políticos distintos, también sus sentimientos de pertenencia nacional distintos. Eso es Bélgica, el simple espacio físico que delimita el territorio ocupado por el país de los valones, por un lado, y el de los flamencos, por el otro. En la frontera entre ambos, invisible pero bien real, Bruselas, una suerte de zona franca cosmopolita, la tierra de nadie, el único ámbito efectivo de encuentro entre los naturales de ambos. Por lo demás, un partido socialista particular y exclusivo de los valones, otro partido socialista particular y exclusivo de los flamencos; una democracia cristiana flamenca, otra valona; una organización liberal para los valones en todo diferenciada de la propia de los flamencos; y hasta unos ecologistas escindidos en dos según lenguas y territorios. 

Bien, pues Cataluña es igual. Cataluña, a diferencia de Bélgica, existió alguna vez. Pero ya no. La próxima semana no se van a celebrar unas elecciones allí. Lo que se va a celebrar en ese territorio son dos elecciones, no unas. Y es que en ese único espacio físico y político llamado Cataluña también habitan, cada uno dentro de sus lindes, los pobladores de dos países distintos. Habitantes, los de uno y otro, separados incluso físicamente. Así, Hospitalet y Vich, Cornellà y Manresa, Santa Coloma de Gramanet y Girona, ciudades mucho más diferentes en todo que Lugo y Cádiz. Y luego está Barcelona, su particular zona franca, el único territorio comanche donde la mezcla y el mestizaje es algo más que una edulcorada ficción retórica por entero ajena a la realidad tangible. La semana próxima habrá unas elecciones en las que el PPC competirá con Vox, mientras que el PSC lo hará con Ciudadanos y con los Comunes; los demás no cuentan en esa disputa. Por su parte, en las otras elecciones del otro país, Esquerra luchará con Junts per Catalunya y con la CUP, solo con ellos. Porque los demás tampoco cuentan para ellos. Igual que en Bélgica, sí. Porque Cataluña tampoco existe. Ya no.

En España

    0
    comentarios

    Servicios