Menú
Pablo Montesinos

La cita clave de Rajoy con Hollande y Monti

El presidente reivindica que "ha sido un agente muy activo en las decisiones adoptadas", pero también que queda mucho por hacer.

Pablo Montesinos
0

Te admito que me marcho de Bruselas preocupado. Y eso que soy de los que piensa que el Gobierno, y con ello los españoles, deben estar satisfechos por la consecución del supervisor bancario único. Porque, haciendo memoria doy la razón a los asesores que dicen que hace un año "nadie hablaba de esto". Si otrora todo era disciplina fiscal y austeridad, ahora además existe una hoja de ruta financiera -las conclusiones del Consejo Europeo incluyen fechas, como pelearon hasta la madrugada tanto Rajoy como De Guindos- y la intención política de avanzar hacia la integración fiscal y política.

Pero, insisto, de la comparecencia del presidente el viernes -cabe elogiar que nos atendiera al término de la primera sesión, a las dos de la madrugada, cuando el resto de mandatarios pasaban de largo- salí con la sensación de que nos volvía a preparar el cuerpo para un 2013 malo, muy malo. "Lo peor que puede hacer un político es engañarse a sí mismo. Sólo hay una cosa peor, transmitir esto a los demás", dijo textualmente. Y entonces alertó de una segunda recesión en el conjunto de la Unión.

El presidente es de la idea de que los españoles responden mejor si se les dice la verdad de la gravedad de la situación, a pesar de la pesadumbre que tal golpe pueda provocar. Y volvió a utilizar términos muy negativos: "La situación es seria" o "el tema es muy preocupante". Una advertencia a navegantes, diluida en los medios por su respuesta al órdago catalán, que se hace después de dos días de intensas reuniones, amén de la propia del Consejo. Rajoy participó en el almuerzo de trabajo del PP europeo -que congrega a la mayoría de jefes de Gobierno- y también mantuvo un despacho que no debe pasar inadvertido con sus dos aliados clave durante su año de recorrido comunitario.

En dependencias españolas, Rajoy se citó por espacio de media hora con el francés Fraçois Hollande y el italiano Mario Monti. Poco trascendió públicamente del despacho, salvo el regocijo general por la unión bancaria y la intención de seguir construyendo la estructura comunitaria. Pero la fotografía de los tres dice mucho más, y así lo dejan entrever fuentes gubernamentales. Ya no sólo es que se escriba en los medios que los tres conforman un eje frente a Merkel, sino que se reúnen antes de la celebración del Consejo para diseñar la estrategia. Y, encima, en suelo español.

El presidente reivindica que "ha sido un agente muy activo en las decisiones adoptadas", pero también que queda mucho por hacer. Y no es que yo te quiera echar por tierra la fiestas navideñas, pero no parece a priori que 2013 vaya a ser un buen año. Así ya ando ansioso de que me cuentes cosas más divertidas, como tus chascarrillos sobre los socialistas. Entre los míos ya sabes que todavía siguen con el cuerpo algo cortado por la dimisión de Santiago Cervera, aunque con la facilidad que se le han dado puerta queda de manifiesto, una vez más, lo dura que es en ocasiones la política.

En España

    0
    comentarios

    Servicios

    • Inversión
    • Seminario web
    • Radarbot