Menú
Pablo Planas

Los mejores chistes de Pedro Sánchez

Este Sánchez es un monstruo a la altura de Eugenio, Faemino, Gila y Tip y Coll. El p... crack. Un fenómeno.

Este Sánchez es un monstruo a la altura de Eugenio, Faemino, Gila y Tip y Coll. El p... crack. Un fenómeno.
El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, a su llegada para presentar el primer informe de rendición de cuentas 2022 del Gobierno de España. | Europa Press

Hay que reconocer que los socialistas tienen su aquel. Nos están conduciendo a una catástrofe económica y política sin precedentes, pero son unos tíos cachondos. Y unas tías también, claro. O 'tíes' si prefieren. El Gobierno de coalición es una máquina de gestionar la situación a base de chistes, a cada cual más desternillante. ¿O acaso no tiene gracia que Sánchez y sus adláteres digan que los corruptos Chaves y Griñán no se han lucrado con el caso ERE? Pero si es el atraco del siglo. Cientos y cientos de millones, seguramente miles, robados de los fondos públicos. ¿Para cuándo una película tipo Ocean's Eleven o The Italian Job? El caso lo merece.

¿Qué decir de ese otro chiste genial de la "excepción ibérica"? Ahí están el mismo Sánchez y doña Teresa Ribera, vicepresidenta tercera y ministra de Transición Ecológica y Reto Democrático, autores de una de las mayores estafas de las últimas décadas, el atraco sin contemplaciones y vía suministros contra todos los ciudadanos y empresas de España. El punto artístico consiste en llevárselo crudo con los impuestos mientras se despliegan argucias para culpar a las compañías de esos impuestos. De quitarse el sombrero.

Las últimas medidas energéticas para contribuir a que los alemanes no pasen nada de frío el próximo invierno (pese al calentamiento global, otro chiste, pero mundial) merecen un puesto de honor en el catálogo de ases del humor. 'Su Sanchidad', a bordo del Falcón presidencial camino de su residencia de vacaciones, se carcajea a mandíbula batiente de su última ocurrencia: joder a comercios, bares y restaurantes y empresas en general con el control estatal de luces, puertas y termostatos. Este Sánchez es un monstruo a la altura de Eugenio, Faemino, Gila y Tip y Coll. El p... crack. Un fenómeno. Hay que ser verdaderamente bueno, pero que muy bueno, para hacer lo que está haciendo Sánchez sin provocar un estallido social.

Hay más chistes, muchos más. Por ejemplo, el de gobernar con Podemos y dormir tranquilo. Y el de pactar con el brazo político de ETA, liberar a los terroristas y archivar el asesinato de Miguel Ángel Blanco sin pestañear. O el de indultar a los golpistas y pactar con ellos el exterminio del idioma español en Cataluña y la "desjudicialización" de la delincuencia política.

Son tantas las gracias de Pedro Sánchez... La última, esa de que en España se cumple la ley, dirigida a los "insumisos" madrileños que se niegan a convertir la capital española en la Tirana de Enver Hoxha, donde no existía la luz eléctrica. Que en España se cumple la ley, dice el hombre sin corbata. ¿Es o no es gracioso?

Temas

En Opinión

    0
    comentarios

    Servicios

    • YoQuieroUno
    • Radarbot
    • Hipoteca
    • Masajeador