Menú
Pablo Planas

Torrent, Dina y Otegi

Espiar a Torrent tiene menos interés para el Estado que investigar a Leticia Sabater o al presidente de Cantabria, Revilla, ese señor que vive en La Sexta.

Pablo Planas
0
Espiar a Torrent tiene menos interés para el Estado que investigar a Leticia Sabater o al presidente de Cantabria, Revilla, ese señor que vive en La Sexta.
Roger Torrent | EFE

Hay noticias que dan mucha risa. Entre ellas, que alguien haya espiado al presidente del Parlamento de Cataluña, Roger Torrent, gracias a un programa que aprovecha un fallo de Whatsapp para acceder subrepticiamente al teléfono móvil de la víctima. Según la difusa, inconcreta y vaga información que proporciona El País al respecto, el troyano se llama Pegasus, es de origen israelí y sólo puede ser adquirido por Gobiernos. A partir de ahí, todo es humo, bruma, sombra y confusión. Roger Torrent, el tipo mas vacuo de Cataluña, espiado. Menudo despropósito y qué tremendo despilfarro de ser cierto el caso.

Torrent pertenece a esa clase de políticos separatistas que no ocultan sus intenciones, si bien la experiencia penitenciaria de su antecesora en el cargo, Carme Forcadell, ha mermado sustancialmente el ardor guerrero de "la barba solemne", que es como se le conoce en la Cámara regional. Antes del golpe del 17, Torrent era de los duros e iba por las cantinas de ERC sacando pecho. Ahora se conforma con lucir chaquetas entalladas y pantalones pitillo y hacerse la víctima.

Espiar a Torrent tiene menos interés para el Estado que investigar a Leticia Sabater o al presidente de Cantabria, Revilla, ese señor que vive en La Sexta. Y es que, además, si algo tienen los golpistas de Cataluña es que llevan a cabo sus planes a plena luz del día y con gran despliegue publicitario. Pura transparencia. ¿Qué sentido tiene entonces intervenir los teléfonos de estas gentes? ¿Para saber a qué hora y dónde presiden la próxima butifarrada?

Más noticias humorísticas. Todo lo relacionado con el teléfono móvil de Dina Bousselham es una juerga, una comedia de enredo, un cachondeo. Como en el caso de Torrent, también se habla de las cloacas del Estado y los supuestos perjudicados son, en realidad, los grandes beneficiados. Hasta que se ha empezado a descubrir el pastel, Iglesias se ha hartado de ir por ahí diciendo que había una operación contra él de las altas esferas. Y ahora resulta que el robo del móvil está en duda. De lo que no cabe duda, en cambio, es de que él retuvo una tarjeta de memoria con fotos íntimas de una colaboradora en vez de devolvérsela. Caben muchas preguntas. Entre otras, si se quedó copia.

La política en España es un festival del humor. Que dicen en el Gobierno que el Rey tiene que establecer un cortafuegos en relación a su padre, el emérito. O sea, el Gobierno del PSOE y Podemos. El de los ERE y los bolívares. Los que asan las vacas enteras, los que se van de pilinguis pagando el pueblo, los que arruinaron Venezuela, todos esos y esos mismos le exigen al Rey que mande a su padre al exilio mientras contemplan en respetuoso silencio cómo prosperan los negocios de la Familia Pujol corporation. Venga ya.

Pero no todo es para tomárselo a cachondeo en la política nacional. Hay cosas, por ejemplo, que dan mucho asco. Otegi, ese "hombre de paz" según los medios separatistas catalanes, acaba de exigir que la Guardia Civil se vaya del País Vasco porque asegura que en las zonas de los acuartelamientos del Instituto Armado es donde más se ha votado a Vox. "Esto, para que la gente tenga claro por qué, entre otras cosas, pedimos que estas fuerzas desalojen el país", ha declarado el antaño afamado terrorista.

No es previsible que el Ministerio del Interior defienda la presencia de la Guardia Civil en el País Vasco. Si acaso, todo lo contrario. Tras la purga de De los Cobos ya ha dado cuenta Marlaska de lo que la Bemérita puede esperar de él. Silencio cómplice con los filoetarras. Tanto pedirle al Rey cortafuegos y el PSOE, sea el partido o el Gobierno, es incapaz de establecer un cortafuegos con esos miserables a los que hace unas pocas semanas prometieron que derogarían la reforma laboral si les apoyaban la enésima prórroga del estado de alarma.

En España

    0
    comentarios

    Servicios