Menú

Cómo llamar a lo que ocurre en Cataluña

Conya, circ, pallasada, collonada, covard, traïció, espectacle, bufonada, burla, xarlotada, engany, embolic, paròdia, exhibició...

0

Tenemos un problema conceptual, además de político. No hay palabras – al menos yo no las encuentro -, para representar lo que está perpetrando el separatismo catalán, como tampoco las hay para lo que está consintiendo el gobierno de España. Yo creo que el vaso de agua rebosó cuando la carita de monja Marta Rovira dejó escrito que se fugaba como Puigdemont, uniendo así los destinos de su partido Esquerra Republicana con el naufragio de Convergencia, ahora PdeCat. Después, el vaso estallaba con el pleno en el que se pretendió imponer al hoy encarcelado Turull, junto con la abuelita y otros, todo trufado de renuncias a escaños y de incongruencias y mezquindades miles. Lo de la captura de Puigdemont ayer en Alemania ha sido cumbre.

¿Cómo llamar a todo esto que llevamos viviendo desde hace años, pero especialmente desde hace meses? Conya, circ, pallasada, collonada, covard, traïció, espectacle, bufonada, burla, xarlotada, engany, controla, bellaquería, farsa, hipocresia, embolic, paròdia, exhibició, número, show, confusió, embull, desordre, chirigota...Podríamos seguir y seguir, pero ¿para qué? Es que no hay una palabra que pueda significar completamente lo que los ciudadanos españoles, catalanes, separatistas inclusos, estamos soportando. Ni siquiera en catalán.

Hemos visto robar a manos llenas a Convergencia y Unió desde su atalaya del tres por ciento y hemos certificado el saqueo de los Pujol, apellido de viejos bandidos, sin prisión para el capo. Hemos visto imponer los puntos de vista de los separatistas, con el PSC de mamporrero, a la mayoría de los catalanes que quieren seguir siendo españoles. Hemos comprobado cómo con el dinero público y desde las Instituciones se ha traicionado la Constitución, el Estatuto y toda la legalidad vigente para dar un golpe de Estado. Nos hemos asombrado con urnas llenas de votos falsificados, con mozos de escuadra cómplices, con toneladas de mentiras en la educación...Y en los últimos tiempos, hemos asistido atónitamente a la gran muestra de cobardía y mezquindad protagonizada por unos dirigentes independentistas (y aliados vergonzosos de la izquierda) sin collons ni ovaris para asumir de manera responsable y digna sus propios actos. Por si fuera poco, hemos sufrido el deterioro de nuestra economía, de nuestra convivencia, de nuestro prestigio internacional y llegados a este punto ya, de nuestra paciencia.

Esta es la herencia, no solo de los desleales nacionalistas que simularon respeto a la Constitución mientras les convino hacerse con los dineros públicos y las Instituciones, sino con unos gobiernos tanto socialistas como populares que han coqueteado con el peligro independentista con tal de mantenerse en el poder. Desde hace seis meses, somos testigos de cómo un gobierno de España permite algaradas, acosos a los defensores de la ley, referéndums ilegales, fugas, cachondeos varios y puestas en escena vergonzantes. La fuga cantada de la Rovira ha sido apoteósica. El "prendimiento" del errante, un paso procesional de esta semana santa del pitorreo popular. ¿Para qué tanta supergobernadora Soraya, tanto CNI, tanto servicio de información, tanto gobierno y tanto Estado? Todo se ha dejado en manos de la Justicia para no mancharse las manos decidiendo alguna vez algo. Pues ea, ya está. Toma juez.

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios