Menú

De Barea a Nadal

Barea supo explicar –y convencer– a los españoles que el Estado, como cualquier familia, no debe gastar una peseta más de lo que ingresa.

Raúl Vilas
1

En la muerte de José Barea veremos, muy probablemente, a alguno de los actuales dirigentes del PP y del Gobierno reivindicar su figura como propia. Nada más lejos de la realidad. En 1996, cuando José María Aznar le nombró director de la Oficina Económica de Presidencia del Gobierno, diseñó un ajuste durísimo, a fin de cumplir las condiciones que nos exigía Maastrich para entrar en el euro, centrado exclusivamente en el recorte de gasto. Demostró que no era necesario subir los impuestos, sino que bajándolos, a medio plazo, aumentaría la recaudación. Exactamente lo contrario de lo que han hecho Rajoy y Montoro.

Barea tuvo además otra enorme virtud. Recuerdo perfectamente sus apariciones públicas. Con aquel aspecto de viejo sabio despistado, supo explicar –y convencer– a los españoles que el Estado, como cualquier familia, no debe gastar una peseta más de lo que ingresa. No pedía perdón a la opinión pública por recortar el gasto, defendía con brillantez y entusiasmo sus medidas. Es decir, era un técnico pero hacía política. Él solo hizo más política que todos los ministros de Rajoy juntos.

El que fuera su cargo con Aznar lo ocupa hoy en Moncloa Álvaro Nadal. ¡Y dicen que el PP no ha cambiado! Un prototipo de esa nueva generación de dirigentes –conocidos como "los sorayos"– que rodean a Rajoy, con brillantes expedientes académicos pero que padecen una enorme aversión al debate político, por una cobardía moral frente a la izquierda casi patológica. Sólo así se explica, por paradójico que parezca, cómo este Gobierno ha sufrido un desgaste mucho mayor que el de Aznar por algo que no ha hecho: recortar el gasto y reducir el tamaño del Estado. Ahí está Podemos cabalgando a lomos de la demagogia de "los recortes", para terror de los nadales de turno.

Es la diferencia entre creer en algo, hacerlo y defenderlo públicamente, como Barea, o pretender "descolocar a la izquierda" subiendo impuestos, como Montoro. Es lo que va de Barea a Nadal.

Descanse en paz, profesor Barea.

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios