Menú

Manifestarse por la vida y los valores

Este martes Vox va a firmar un contrato con la sociedad, obligándose a defender valores inmutables: la vida, la familia, la libertad.

Santiago Abascal
19

No todo es opinable. Las múltiples crisis que nos afectan –económica, social, territorial, política y moral– comparten el mismo origen en un relativismo totalitario, el que pretende imponer que da lo mismo ser asesino o víctima, que no hay diferencias entre el hombre honrado y el ladrón, que vale igual un argumento lógico que un sofisma lanzado en una tertulia televisiva, que se pueden crear naciones con cuentos infantiles llenos de odio y de mentiras y, en definitiva, que la verdad es imposible de conocer y que sólo importa la ley de los violentos y los poderosos. En Vox no vamos a resignarnos ante esa tiranía. No todo es opinable, ni objeto de comercio ni susceptible de oscuros pactos entre caciques y corruptos.

Por eso este martes Vox va a firmar un contrato con la sociedad, obligándose a defender valores inmutables: la vida, la familia, la libertad. Lo haremos delante de todas las asociaciones civiles que quieran servir como notarios de esta iniciativa insólita en España, en la que un partido reconoce que existen principios por encima del juego político, que toda actividad partidista debe estar sujeta a la persecución del bien común y que defender los valores esenciales de nuestra cultura y nuestra convivencia no puede estar al albur de las encuestas o componendas electoralistas.

En Vox, el primer valor que defendemos y proclamamos es el de la vida, porque es sobre el que se construyen todos los demás derechos de la persona. El Partido Popular ha renunciado –otra vez– a dar la batalla de las ideas frente a una progresía decadente, que enarbola la cultura de la muerte con pasión suicida. Por eso también el próximo sábado 22 acudiremos a la manifestación convocada por el Foro de la Familia para exigir al gobierno la retirada de la ley Aído-Soraya-Rajoy, y animamos a todos los españoles de bien a sumarse a esta convocatoria. Yo, desde aquí, pido a nuestros militantes y simpatizantes que acudan a la marcha sin distintivos ni enseñas de nuestro partido. No es el momento para mostrar nuestra propuesta política, sino la firme adhesión a una convocatoria de la sociedad civil que desde muchas perspectivas ideológicas confluye en la defensa del primero de nuestros derechos.

Tiempo tendremos para explicar que nuestro compromiso con los valores –sellado en un contrato que para nosotros será sagrado– no es una cuestión oportunista, sino la verdadera inspiración de nuestra propuesta política, que irá guiando nuestras acciones y que inspirará todo el programa político de Vox. Por esos valores nos manifestaremos no sólo el sábado, sino todos los días, con el firme propósito de revertir la crisis múltiple y transformarla en esperanza y en un proyecto firme de futuro. No nos resignamos a elegir entre corruptos y comunistas. Vox, con la  ayuda de millones de españoles, construirá más pronto que tarde una alternativa esperanzadora a este tiempo tan oscuro.

Santiago Abascal, presidente de Vox.

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios