Menú
Sergio Valentín

Pase lo que pase, siempre puedes contar con el Real Madrid

No importa si llega una pandemia, si cada vez hay más dinero en la Premier League, más jeques o clubes estado porque el Real Madrid siempre está ahí.

Sergio Valentín
0
No importa si llega una pandemia, si cada vez hay más dinero en la Premier League, más jeques o clubes estado porque el Real Madrid siempre está ahí.
Los futbolistas celebran el gol de Benzema. | RealMadrid.com

Pase lo que pase, España siempre puede contar con el Real Madrid. Pocas instituciones representan más y mejor a nuestro país. Sus seguidores tienen motivos de sobra para sentirse orgullosos de su club. Valores intrínsecos, gestos solidarios, como el de disputar un partido benéfico para ayudar a los afectados por el volcán de La Palma, que denotan una grandeza inmensurable. Por cierto, quizá esta aportación económica llegue antes que la aportación del Gobierno. Orgullosos porque, pase lo que pase, saben que el club tiene una salud económica que elogia hasta el FC Barcelona, su máximo rival deportivo. Pioneros en muchas facetas, próximamente lo será con el nuevo estadio, y sin la ilimitada y cuestionable ayuda externa de un jeque o multimillonario ruso o americano. Y claro, orgullosos porque el Real Madrid es una institución deportiva y no se olvida de intentar ser el número uno en el terreno de juego.

Con la victoria ante el Sheriff, el Real Madrid logró la clasificación matemática para los octavos de final de la Champions League. Es el único club de Europa que ha superado siempre la fase de grupos. Treinta de treinta. Habrá años mejores que otros, como les sucede a todos los clubes, hay ciclos, pero siempre mantienen una regularidad que, salvo el Bayern de Múnich quizá, nadie puede mantener. La exigencia en el Real Madrid es superior al resto de clubes. Y esta obligación que se autoimpone tiene como consecuencia una sostenibilidad envidiable. Repasen el resto de clubes. Fíjense cómo está ahora el Barcelona. El Atlético de Madrid es un grande de Europa desde hace una década y, aun con Simeone, hay algún año que no ha superado la fase de grupos. El Milan llevaba años fuera de la Champions. El PSG y el City ni les menciono. El Manchester United todavía intenta reponerse a la salida de Ferguson. El Inter de Milán va y viene. E insisto: casi todos tienen una ayuda económica extra, que no proviene de los ingresos propios del club. El mismo Inter de Milán o el Liverpool, que ahora está otra vez entre los mejores gracias a la entrada de propietarios estadounidenses.

Falta una jornada para que termine la primera fase de la Champions League y, de momento, sólo hay un club español clasificado para los octavos de final. Ojalá haya cuatro más, pero la única afición que ya está tranquila es la del Real Madrid. Pase lo que pase, siempre está ahí. ¿Que llega una pandemia? Responsabilidad y exigencia. Sin excusas. Se vendieron futbolistas útiles, no se fichó a nadie y, en líneas generales, todos, afición y plantilla, lo entendieron. Cuentas saneadas y, a pesar de no contar con deudas millonarios como pueden asumir el resto de clubes, se compitió hasta las semifinales de la Champions. ¿Que la Premier League crece tres veces más que LaLiga? Sin excusas. A competir igual. Ya hay cuatro clubes ingleses en los octavos de final y, ya les aviso que, viendo que las diferencias económicas se amplían, ésta va a ser la tendencia durante muchos años.

Abandonando esta reflexión global del Real Madrid, aprovechando que hizo el 30 de 30, y concretando en el partido ante el Sheriff y el momento actual, me parece reseñable algo que ya comenté tras el encuentro ante el Granada y que puede ser importante. Mientras el Barcelona o el Atlético de Madrid afrontan sus particulares crisis, el equipo de Ancelotti está ya con el piloto automático. Está ganando partidos, y con goleadas, de forma rutinaria. Ante el Granada y el Sheriff no hizo nada del otro mundo, pero el balance es de siete goles a favor y uno en contra. Y, sobre todo, esa sensación de que los jugadores están muy muy cómodos en el terreno de juego, que ya han interiorizado la idea de su entrenador y, pese a ser superiores al rival, tener la mentalidad adecuada de no querer meterse en problemas sea quien sea el rival. Alguno recordará el encuentro ante el Sheriff del Bernabéu, pero eso sería resultadismo. Aquel día, el Real Madrid disparó en 31 ocasiones, 25 veces más que ayer el Atlético de Madrid ante el Milán. Son dos derrotas, pero bien distintas. La corriente de juego es distinta.

El Real Madrid lleva 32 goles en LaLiga, 13 más que la Real Sociedad. En la Champions League ha anotado 12, diez más que el Barcelona y ocho más que el Atlético de Madrid. Veremos lo que sucede esta temporada, pero al Madrid se le caen los goles y ha ganado muchísimo con la inclusión de Mendy y Carvajal en los laterales. En otras palabras, está empezando a dominar las dos áreas, imprescindible para tener éxito. La única duda o pero que tengo es la misma en la que estoy insistiendo desde hace semanas. Si Ancelotti no quiere hacer rotaciones, que al menos haga más sustituciones y antes en partidos que tienen sentenciados. Ante el Sheriff, el Madrid ganaba 0-3 en el minuto 55. Vinicius, que es como un niño hiperactivo, estuvo apagado. No intentó ni un solo desborde. Es verdad que le pusieron doble marca, algo que habla muy bien de él, pero no lo intentó ni una vez. Lleva 16 titularidades seguidas. Hay que dosificarle. Como a Benzema, Kroos o Modric. La temporada pasada, cuando se filtró la posible destitución de Zidane, Casemiro, Kroos y Modric jugaron 21 partidos seguidos y el Madrid no perdió ninguno. Esta temporada han coincidido en siete y los siete se han ganado. Son importantes ahora, pero lo serán más en marzo y abril.

En Deportes

    0
    comentarios

    Servicios

    • Inversión
    • YoQuieroUno
    • Radarbot
    • Historia