Menú

¿Y si ponemos a los que mejor están?

Pobre y decepcionante derbi. Mal Real Madrid, peor Atlético. Mal Simeone, peor Zidane. Zizou, ¿por qué tienen que jugar los de siempre?

Sergio Valentín
0
Zidane. | EFE

Empecemos por lo evidente, por aquello por lo que nadie o pocos vayan a rebatirme. El derbi fue una total decepción. ¿El Real Madrid fue un poco mejor? Yo diría que el Real Madrid fue un poco menos malo. Demasiado respeto, demasiados errores, demasiadas imprecisiones, demasiado de todo lo que no es espectáculo, demasiado poco para dos equipos que aspiran a todo como son los finalistas de la Champions. ¿Se habrá dormido Luis Enrique la siesta?

Avancemos. Aquí alguno seguro que ya se ofende. Desde que el Real Madrid encontró un rival digno para un derbi, este ha sido el peor Atlético de Madrid de todos los que han pasado por el Bernabéu. El peor y con mucha diferencia. Un equipo que jugó a no perder incluso cuando ya perdía. Y aun así, aun perdiendo, siendo visitante y tu rival disputándose la Liga, van y empatan. Mal Real Madrid. Muy mal Real Madrid. Así no. No te pueden empatar con todas estas circunstancias.

Avancemos más. Aquí alguno que salta a mi yugular. La famosa BBC es, ahora mismo, una mala elección. Insisto, ahora mismo. Ante el Alavés, por citar el último partido, se les defendía con el clásico argumento de que el rival no les motiva o que no es necesario su máximo rendimiento. Ok. ¿Y ahora qué? ¿Qué decimos de Bale? ¿Qué decimos de Cristiano? ¿Están, que no son, mejor que Asensio, Lucas, Morata o Isco? Yo digo que no. Es evidente que el once de Milán, ahora no es el mejor once para el Real Madrid. La famosa meritocracia. Ante el Atlético, Zidane se ganó a los pesos pesados del vestuario pero perdió parte del título de Liga.

Avancemos más. Aquí alguno me va a decir que quién soy yo para criticar o dar lecciones a un entrenador que ha ganado tres títulos en menos de un año y que ha sido uno de los mejores jugadores de la historia. Allá voy. Voy eh. Voy a decirlo suavemente que no me atrevo. A Zidane le cuesta leer los partidos. Falla con los cambios y no reacciona correctamente cuando su homólogo mueve fichas. Falla más de lo debido. Ya lo he dicho. Espera, que ya puestos voy a seguir. Zidane, ¿cómo quitas a Kroos? Sigo dándole vueltas al cambio y no le encuentro explicación. Si el Madrid ya está suficientemente partido, quitemos a un mediocentro para meter un mediapunta ofensivo. ¿Por qué? Y encima, utilizas a un jugador creativo casi con la única intención de frenar los ataques por una banda. ¿Para eso sirve Isco? Es un jugador al que tienes que decirle que vea más la portería rival que la tuya, que piense más en desequilibrar, que falta hacía, que en defender. Fue quitar a Kroos y perder el control.

Pero ahí no se queda la cosa. Faltaba el movimiento clave de Simeone. Caballo a B5, alfil a C6 y jaque mate. Traducción: Thomas por Torres y Lucas por Bale. El Atlético de Madrid, con tres mediocentros y el Real Madrid con dos. Y así, con estas fichas, en el último cuarto de hora, el Madrid tal y como reconoció Zidane, defendió fatal. Detrás de la pelota y con muchos espacios a la espalda. Casemiro es bueno pero no es un super héroe. Así, el Atlético encontró un hueco precioso donde Correa filtró un pase genial a Griezmann. Lo hizo sin oposición. Llega tarde Lucas porque no hay nadie y porque no es su sitio. ¿Sabéis quien hubiera llegado a tiempo porque hubiera estado ahí probablemente? Kovacic. ¡Kroos por Kovacic, Zidane! El aficionado se conforma porque se gana, que al final es lo importante, pero este Madrid no enamora desde hace tiempo. Y Asensio en la grada. ¿Visteis su cabalgada en el primer gol en Butarque? Como hubiera molado verle, aunque sea unos minutitos. Peor que Bale seguro que no lo habría hecho.

Sí. Soy consciente de que el Real Madrid está en los cuartos de final de la Champions, que el Barcelona perdió ante el Málaga y es líder en Liga pero también que el balón parado está ocultando ciertos problemas y que, precisamente, la profundidad de la plantilla del Madrid ha hecho que todavía sean favoritos. No pasaría nada si se utilizan a los jugadores que mejor están y no a los que supuéstamente son mejores.

En Deportes

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation