Menú

"España es el último reducto de fascismo de Europa"

Este es el dictamen de la Comisión de la Dignidad,apoyada por la Generalidad, y el Col·lectiu Emma cuyo fin es corregir a la prensa internacional "aclarando conceptos sobre la realidad catalana". En una misiva achaca la inminente suspensión de Garzón a que somos "El último reducto fascista"

LIBERTAD DIGITAL
0

La sentencia corresponde a Toni Strubell, coordinador de la Comisión de la Dignidad, entidad que como puede verse en su web es apoyada, e incluso homenajeada por la Generalidad por su labor en el escándalo de los archivos de Salamanca.

En una misiva dirigida a los medios internacionales, dada a conocer por e-noticies, Strubell se lamenta claramente de la inminente suspensión de Garzón por su instrucción de las fosas: "¿Cuál fue su crimen?" se pregunta "Haberse atrevido a tratar de abrir una investigación sobre las fosas comunes y otros crímenes perpetrados por el régimen franquista" asegura Strubell.

Y es que, el grupo del que también forma parte el Col·lectiu Emma, se constituyó exclusivamente para vigilar lo publicado por la prensa internacional sobre Cataluña, y corregir aquello que no comulgue con su ideario. Así lo afirmaba uno de sus miembros en El Mundo: "Es un fin tan loable como cívico: replicar a todos los artículos que se publiquen en la prensa extranjera acerca de Cataluña de manera errónea o mendaz".

Y prosigue: " La realidad catalana no tiene que ser conocida por todos, ni siquiera por los periodistas. Ahora bien, lo menos que se le puede exigir a alguien que hace un artículo es un mínimo de documentación". Documentación que ellos proporcionarán convenientemente con réplicas a cada medio "con la buena fe y firmeza de quien cree que no hay mejor manera de entenderse que bajo el estandarte de la verdad". Verdad que está en su posesión, se entiende.

Esta asociación pretende instaurar un elemento de consulta obligada, por el que todos los textos relacionados con Cataluña de las redacciones internacionales, tengan que tener su beneplácito, y así lo manifiestan: "Ténganlo en cuenta los corresponsales extranjeros si quieren hablar de Cataluña. Conversen con quien les parezca, faltaría más, pero luego contacten con el Col·lectiu Emma. Es muy posible que se sorprendan. Hay muchas versiones acerca del problema catalán, pero me concederán que los que mejor informados estamos acerca de tal cosa somos los propios catalanes".

Quizás, con este perfil se comprende el sentido de las afirmaciones de Strubell, que exige un trato favorable para Baltasar Garzón: "es hora de que los demócratas de todo el mundo se les informe sobre el enorme déficit democrático que existe hoy en España" recordándoles que "56 calles de Madrid todavía llevan los nombres de generales de Franco". "Mientras antes se sepa la verdad, más pronto podremos poner fin a tanta ignominia".

Las explicaciones que lanza Toni Strubell sobre este "injusto trato a Garzón" son reveladoras:  "España es el último reducto fascista de Europa" una conclusión que ha llegado a los medios internacionales, como muestra de cuál es la "verdad" que conocen "los propios catalanes". 

En Sociedad

    Lo más popular

    0
    comentarios
    Acceda a los 45 comentarios guardados

    Servicios