Menú

Jiménez llama "mujeres" a las niñas de 16 años para justificar la nueva ley del aborto

La nueva ministra de Sanidad, Trinidad Jiménez, abordará la nueva ley del aborto y asegura en El País que las niñas de 16 años, ella las llama mujeres, "están en condiciones" de abortar a pesar de que sus padres se opongan. La eutanasia la descarta, por ahora.

0
La nueva ministra de Sanidad, Trinidad Jiménez, abordará la nueva ley del aborto y asegura en El País que las niñas de 16 años, ella las llama mujeres, "están en condiciones" de abortar a pesar de que sus padres se opongan. La eutanasia la descarta, por ahora.

(Libertad Digital) Trinidad Jiménez analizó en una entrevista publicada este lunes por El País dos de los temas más polémicos propuestos por el Partido Socialista, y estudiados por el Gobierno, el aborto y la eutanasia. A pesar de que la redacción de la ley está a cargo del Ministerio de Igualdad, dirigido por Bibiana Aido, la normativa afectaría sobremanera al nuevo departamento de Jiménez. A su juicio, la mayoría de las niñas de 16 años, ella las llama mujeres, "están en condiciones de tomar una decisión sobre su sexualidad y la posibilidad de interrumpir su embarazo" aunque cree que hay que "buscar equilibrio".

Acerca de que estas niñas puedan abortar sin consentimiento paterno, Jiménez dijo que "es evidente que el apoyo y consejo de la familia es fundamental y el Gobierno lo quiere tener en cuenta". Sin embargo, se preguntó "qué ocurriría si hay una divergencia total entre lo que quiere esa chica y sus padres". Ante este supuesto, los "expertos" creen que las menores deben decidir.

Preguntada sobre que los hospitales públicos asuman el aborto, la política socialista aseguró que "derecho de objeción de conciencia sí, pero siempre que se garantice el derecho de la mujer".

También habló sobre la posición de la Iglesia, ante posibles movilizaciones, e indicó que "en España se despenalizó el aborto" y "no estamos discutiendo si se puede interrumpir o no el embarazo, eso ya lo discutimos y socialmente está muy superado". Por ello, cree que la Iglesia no hará grandes movimientos porque "se produciría un divorcio demasiado grande entre lo que la sociedad ya ha superado hace años y lo que puede decir la Iglesia". "Tiene legitimidad para opinar, pero el legislador legisla", sentenció.

Ante otro de los proyectos planteados en el último Congreso del PSOE, la eutanasia, la ministra de Sanidad lo descartó por el momento porque "no forma parte de una prioridad en el debate social ni político".

En Sociedad

    0
    comentarios
    Acceda a los 10 comentarios guardados

    Servicios

    • Inversión
    • Seminario web
    • Radarbot
    • Historia