Menú

Un manual de EpC se mofa de los católicos mientras ensalza el marxismo

Un manual de EpC para 4º de ESO de la editorial Akal, que se estudia en 8 provincias, ensalza el marxismo y presenta la dictadura sandinista como una democracia. Se mofa de los católicos mostrando a Dios como un mercenario y la elección de un nuevo Papa como si fuera Gran Hermano.

LIBERTAD DIGITAL
0
Un  manual de EpC para 4º de ESO de la editorial Akal, que se estudia  en 8 provincias, ensalza el marxismo y presenta la dictadura sandinista como una democracia. Se mofa de los católicos mostrando a  Dios como un mercenario y la elección de un nuevo Papa como si fuera  Gran Hermano.
Viñeta del libro | Educación y Persona

Este martes, La Gaceta muestra un nuevo ejemplo del carácter adoctrinador de la polémica asignatura de Educación para la Ciudadanía. Al menos en ocho provincias los alumnos de 4º de ESO estudian el manual de Akal, Educación Ético Cívica, que ensalza el marxismo y se mofa de manera descarada de las creencias religiosas, especialmente de la Iglesia Católica.

Según el Decreto 1631/2006 de 29 de diciembre de 2006, EpC debe “tratar aspectos relativos a las relaciones humanas, desde el respeto a la dignidad personal y la igualdad de derechos individuales”. Sin embargo, miles de niños estudian algo que vulnera de manera flagrante este decreto.

De hecho, este libro muestra viñetas en la que aparece Dios como un mercenario del oro o presenta el cónclave en el que se elige al Papa como un reality show del tipo Gran Hermano con mensajes tipo: “envía la palabra BRAD CLEMENTE II al 7775 y ¡hazle PAPA! Incluso se llega a aleccionar que la “religión es generalmente un elemento de freno del progreso

Estos contenidos y muchos otros aparecen en las viñetas que engloban un cómic que se suministra a los alumnos de 15 y 16 años. Por ejemplo, el Gobierno socialista de Castilla-La Mancha justifica estos contenidos alegando que deben aplicar la LOE.

Fuera ya de las viñetas, este manual hace una crítica feroz a la Iglesia: “resulta verdaderamente sorprendente que, pese a la claridad y la contundencia con que la máxima autoridad eclesiástica se ha pronunciado en el pasado más próximo sobre la “preferencialidad” de la “opción de los pobres” algunos sectores de la Iglesia parezcan dispuestos a agotar todas sus fuerzas en combatir las leyes civiles que legitiman la unión entre personas del mismo sexo, las leyes que reconocen a las mujeres el derecho a interrumpir bajo determinados supuestos el embarazo o las que permiten el libre uso de métodos anticonceptivos en las relaciones sexuales. Afortunadamente, no tenemos que anteponer sus enseñanzas a las de Jesucristo”.

De este modo, en tan sólo un párrafo se ataca frontalmente a la Iglesia, se habla del boicot a sus postulados, se presenta el aborto como un derecho de la mujer y se elogia la teología de la liberación malinterprentando el Concilio Vaticano II.

Los ataques a la religión, aunque sobre todo a los católicos, no son los únicos contenidos polémicos en este manual de Akal, puesto que la apología marxista también tiene una presencia importante en el libro. Un ejemplo de ello es lo dicho sobre la dictadura en Nicaragua. “Bajo el Gobierno sandinista, en Nicaragua se dio lo más parecido a una democracia que se había podido contemplar jamás”, asegura.

También tiene palabras sobre Cuba y dice que “el vigilante 'democracímetro' rechaza a Cuba, que tiene los niveles más bajos de mortalidad infantil de la región, y en cambio acepta, pongamos por caso, a otros países centroamericanos o sudamericanos”. No hay que olvidar que contenidos como los expuestos son estudiados por adolescentes en formación.

Los mismos autores del manual, Carlos Fernández Liria y Pedro Fernández Liria, declarados marxistas, se oponen incluso a la asignatura, lo que no les ha impedido caer en la radicalidad. “También nosotros nos oponemos al perfil que se ha dado a la asignatura. En efecto, no creemos que educar para la ciudadanía pueda consistir en adoctrinar en valores, por muy modernos y progresistas que sean (…) sino porque creemos que el sistema de instrucción pública tiene por tarea la ilustración y debe rechazar, en general el adoctrinamiento. Por eso, nos oponemos a una asignatura que, como ésta, carece de un perfil científico”.

Una editorial envuelta en la polémica

La editorial Akal, responsable de este manual, siempre ha estado envuelta en la polémica en torno a los libros para Educación para la Ciudadanía y de la que a largo de estos años Libertad Digital ha ido informando.

En 2007, uno de estos libros de EpC aseguraba que Jiménez Losantos, César Vidal y Gabriel Albiac eran “racistas militantes”. Y tras estos graves insultos también indicaba que la guerra de Irak fue responsabilidad del electorado del Partido Popular.

Pero no es el único caso puesto que en 2008, los autores de este último manual que se mofa de los católicos defendía el comunismo frente “a la voracidad capitalista”. Incluso criticaba a las "mal llamadas democracias modernas" ante "modelos más justos como el comunismo y el anarquismo".

En Sociedad

    Lo más popular

    0
    comentarios
    Acceda a los 43 comentarios guardados

    Servicios