España
Noticias y opinión en la red

La juez antepone el poder político de Gallardón a la libertad de expresión de Jiménez Losantos

Confundiendo en todo momento información con opinión, la juez Iglesias ha condenado a Federico Jiménez Losantos a pagar 36.000 euros de multa por injurias a Gallardón. Jiménez Losantos ha anunciado que recurrirá la sentencia, la primera que se produce en la España democrática contra la libertad de expresión. La avalancha de mensajes de apoyo al periodista colapsó la redacción de Libertad Digital.

(Libertad Digital) "Montado este circo romano, algún león, o algún gladiador tenía que salir herido". Así de claro se ha expresado Jiménez Losantos, a la hora de interpretar la sentencia emitida por la Audiencia Provincial de Madrid.
 
Para el periodista de la COPE y vicepresidente de Libertad Digital, es la jueza quien falsea los hechos en su sentencia, "con todos los respetos a su señoría", cuando dice "que yo no he dicho la verdad y que yo estoy dando una información falsa". En este sentido, Jiménez Losantos recuerda que lo que hizo fue "emitir una opinión que tengo derecho a emitir en uso de la libertad de expresión y del Artículo 20 de la constitución", un derecho que "la jueza me niega". En declaraciones a Libertad Digital, Jiménez Losantos lamenta este "ataque frontal y directo a la libertad de expresión".
 
Losantos ha calificado de "escandalosa" la decisión de la jueza. "Supone una espada de Damocles sobre la libertad de crítica al poder político", ha sentenciado. Además, ha argumentado que la decisión de la jueza Iglesias lo que hace es "asustar y amedrentar" y niega, una vez más, que existieran "injurias continuadas".
 
En cuanto a las declaraciones de Gallardón sobre el 11-M publicadas en ABC, Federico Jiménez Losantos recuerda que "lo que ha dicho Gallardón es verdad. Tan verdad es", sigue Federico, "que las víctimas del 11-M salen al día siguiente a decir que es una vergüenza lo que ha dicho Gallardón" y señala que, en el ejercicio de sus responsabilidades como periodista, lo único que hizo fue "comentar políticamente lo que ha dicho Gallardón".
 
En este sentido, Jiménez Losantos, concluye que "aquí tenían que condenar a alguien y han condenado, como sucedió en el caso Liaño. Aquello fue un escarmiento a jueces y esto es un escarmiento a periodistas". "Aunque no hubiera motivo, tenían que condenar".
 
El honor de Gallardón y la Operación Malaya
 
Uno de los aspectos positivos que Federico encuentra en la sentencia es "que cifra el honor de Gallardón en 6 millones de pesetas". Una cantidad por la que, señala, está dispuesto a defender "todos los días a las víctimas del terrorismo" y a referirse "a lo que el honor de Gallardón no le resulta lesivo", el caso Malaya.
 
En declaraciones a los micrófonos de Libertad Digital, Federico Jiménez Losantos recuerda el episodio que protagonizaron Miguel Sebastián y Alberto Ruiz Gallardón en Telemadrid durante un debate electoral televisado de cara a las elecciones municipales en Madrid en mayo de 2007.
 
Jiménez Losantos se muestra sorprendido de que el alcalde madrileño no considerase lesivo a su honor que Miguel Sebastián le mostrase, hasta tres veces, una portada de la revista Época, con una fotografía de Monserrat Corulla. "Una íntima, íntima, amistad de Gallardón que se dedica al blanqueo de dinero,que ha estado en la cárcel" y que ahora "está con una fianza multi, multi millonaria, porque tiene mucho dinero la bella Monserrat Corulla". Federico recuerda que Corulla "ha conseguido unas recalificaciones del Ayuntamiento de Madrid muy buenas para su negocio".
 
Un capítulo, que Sebastián le recuerda en público y en televisión y que Gallardón "no considera lesivo a su honor, o sea, que el honor de Gallardón es dúctil y maleable", por lo que "tendremos que insistir en la línea de la operación Malaya que no le preocupa al honor de Gallardón".
 
Un intento de amedrentar a los periodistas
 
En cualquier caso, Jiménez Losantos insiste en que la sentencia es "una tomadura de pelo" que intenta "amedrentar a los pocos medios que pedimos justicia y que queremos saber qué pasó el 11-M". Un texto que sienta "un precedente gravísimo contra la libertad de expresión" que demuestra que "los políticos tienen derecho a decirse de todo, pero yo no puedo".
 
El periodista de la COPE y vicepresidente de Libertad Digital, ha expresado su deseo de "ejercer algún tipo de acción contra la juez", si en España "hubiera algo parecido a la protección, a la Asociación de la Prensa", que son quienes deberían encabezar, en su opinión, este tipo de acciones. En cualquier caso, ha anunciado que "vamos a recurrir en la Audiencia de Madrid".
 
Revés contra la libertad de expresión
 
Según la sentencia, Jiménez Losantos, tendrá que indemnizar con 36.000 euros al alcalde de Madrid. El fallo del Tribunal, explica que Jiménez Losantos, está obligado a  pagar 100 euros al día durante doce meses, menos de la mitad de lo reclamado por la acusación. Gallardón solicitaba 400 euros durante catorce meses y la Fiscalía 200 euros durante doce meses. Pese a ello, la defensa ya ha anunciado que va a recurrir la sentencia al considerar que el periodista hizo uso de la libertad de expresión. "La Constitución no reconoce un pretendido derecho al insulto", asevera la sentencia, a la que ha tenido acceso Libertad Digital.

Además, sostiene el Juzgado que estos calificativos suponen un daño injustificado a la dignidad del alcalde "sin que la naturaleza política de la crítica, ni determinados estilos periodísticos puedan ser circunstancias justificativas". Durante el juicio el fiscal pidió que Losantos fuera condenado por injurias graves con publicidad y que indemnizara al alcalde con 73.000 euros. Sin embargo, el fallo reclama tan sólo 36.000. Además, a pesar de que el alcalde se ha hartado de decir que el dinero que recibiese lo destinaría a las víctimas del terrorismo, lo ciero es que al ser una multa eso es imposible, e irá directamente a las arcas del Estado. Sólo cuando la sentencia sea firme y si Gallardón decide pedir una indemnización por la vía civil, en caso de ganar, podrá otorgar el dinero que reciba entonces a las víctimas. 
 
En declaraciones a la "La palestra" de la COPE, Losantos ha afirmado que la sentencia es una "chapuza" desde el punto de vista técnico y que además la juez "no sabe redactar". Además, ha señalado que en la sentencia existen "distintos elementos a reseñar; primero, es una chapuza técnicamente hablando, no soy jurista pero sé reconocer a alguien cuando no sabe redactar".
 
La chuleta de Gallardón en el juicio
 

 
En el apartado de "Fundamentos del Derecho", la sentencia apunta que es "preciso indicar" que "no se ha permitido en el acto del Juicio Oral que el  querellante, D. Alberto Ruiz Gallardón,  leyera  el escrito  en el que se recogía la transcripción de la pregunta que se le formuló en foro de ABC el día 7 de junio de 2006 y  la respuesta dada por éste, expresamente se le indicó al testigo que no procediera a  su lectura". "Sí se le permitió y ello porque así  lo establece el art. 437 de la LECrim consultar algún apunte  que contenga datos difíciles de recordar", añade.
 
Sin embargo, el alcalde de Madrid no dudó en leer parte de su declaración contra el director de "La Mañana" pese a que el artículo 437 de la Ley de Enjuiciamiento criminal señala que "los testigos declararán de viva voz".
 
Lo dicho por el alcalde en el Foro ABC
 
También en el apartado "Fundamentos de Derecho" se asegura que consta "la pregunta plantada en el acto convocado por el diario ABC el 7 de junio de 2005 a Alberto Ruiz Gallardón y la respuesta que dio en el plenario se ha procedido a la audición, recogiéndose en el hecho primero de esta resolución textualmente la pregunta y la respuesta, resultando que se pone en boca del Sr. Ruiz Gallardón cosas que no ha dicho".
 

 
Sin embargo, y tal y como constata el rotativo de Vocento entonces dirigido por José Antonio Zarzalejos, el alcalde de Madrid pidió "obviar el 11-M y huir de la radicalización". Así fue como tituló el diario en las páginas interiores donde se reflejaba el testimonio del alcalde. La noticia iba destacada en portada con una llamada que exhibía un titular similar. Ninguno de los dos ha sido objeto de una rectificación por parte del querellante.
 
Órdago contra la libertad de expresión
 
El órdago judicial del regidor madrileño llegaba a la Audiencia hace quince días ante una inusitada expectación. Entonces, el locutor de la COPE puso de manifiesto que haría todo lo necesario a favor de las víctimas del terrorismo. Por ello, no dudó en reclamar a Gallardón que no abandonara la investigación sobre los atentados del 11-M.
 
Tras la primera jornada del juicio, el director de "La Mañana" tuvo la oportunidad de refrescar la memoria a mucha gente. Ante las cámaras de LDTV, aseguró que lo único que hizo fue responder a la indignación de las víctimas tras unas declaraciones de Ruiz Gallardón en el Foro ABC. Además, recalcó que el proceso fue "un espectáculo penoso que demostraba que cualquier político poderoso puede sentar en el banquillo a un periodista". Un precedente, en su opinión, "terrible, al margen de lo que a mi respecta".
 
"No voy a cambiar a estas alturas mis ideas aunque hoy es un día negro para la libertad de expresión", recalcó.
"

En España

    Lo más popular