Opinión
Noticias y opinión en la red
Manifestación de ETA-Batasuna

El poder confiscado

Algunos ingenuos esperaban que el juez Pedraz prohibiese la manifestación de Batasuna-ETA. ¿Por qué razón este individuo iba a utilizar otro criterio en este caso que en la decisión de excarcelar a dos asesinos de ETA? ¿Por qué se iba a cuestionar la opinión de que los jueces tienen que hacer lo que dicta el "contexto" político, o sea, lo que dice el presidente del Gobierno y el Fiscal General del Estado? ¿Quién es él para poner en cuestión que la judicatura depende de quien obtiene la mayoría parlamentaria? Nadie. Entonces, ¿por qué el ciudadano de a pie pone todas sus esperanzas en un don Nadie? Quizá porque, hoy, todos los españoles buscamos algo donde agarrarnos. En verdad, somos unos pobres idealistas, incapaces de decir basta al juego dramático "de hacer como si todo fuera racional". La libertad esta secuestrada por el demos de la mayoría.

Quienes tienen esperanzas en que salga alguna racionalidad de la Audiencia Nacional a través de esos jueces estrellas, o sea, que trabajan pro doma sua, aunque se caiga el mundo, es que no quieren darse cuenta qué clase de país es España. Pedraz o Garzón son equiparables. Son individuos que sólo quieren hacer carrera en ese negocio. Nada más. Simulan que imparten justicia, cuando todo el mundo sabe que es una pantomima. Son tan vividores e "idealistas" como el resto de los españoles. En su conjunto la justicia española está tan degradada como la Universidad. La independencia de la Justicia está tan secuestrada por el Gobierno como la autonomía de la Universidad. La deriva del sistema político español es fácil de prever: cuanto más identificado están los poderes del saber y de la justicia con el poder político, menos democracia hay en el sistema político.

¿Quiere decir esto que el derecho en España, hoy por hoy, es una ideología de domesticación social al servicio de quien tiene la mayoría? Sin duda alguna. Más pronto que tarde, veremos a cualquier parlamentario del PSOE, como ya hicieran otros socialistas famosos en el pasado por su odio a la división de poderes, que se levantará de su escaño y gritará a los de la oposición: "Jurídicamente estáis equivocados, porque políticamente sois minoritarios." Y los jueces, naturalmente, tragarán, o mejor, seguirán tragando, como viene haciendo desde que Felipe González instauró esta práctica totalitaria. ¿Que qué decir de gente como Grande Marlaska? Que son una excepción, nada que ponga en peligro el montaje que pusiera en acción Felipe González. De allí viene todo, especialmente de allí procede la carencia de ideas de la oposición, porque el PSOE le confiscó su poder a través de una perversa ideología de "judialización" de la política.

Por cierto, ¿por qué el PP no monta en cólera y hace oposición seria, tenaz y contundente contra estos autos judiciales dictados por la "lógica gubernamental"? Y, por favor, no me vengan con monsergas sobre "el respeto a los autos y sentencias judiciales", pues, excepto quien dicta el auto, todos sabemos que es Batasuna-ETA quien convoca la manifestación para robarnos el espacio público, ese lugar simbólico y real, dónde deberíamos desarrollarnos libremente.

La democracia en España está bajo mínimos, porque debería haber sido el ejercicio del poder, pero en la práctica fue y sigue siendo la confiscación del poder, o mejor, la confiscación de los poderes que no pertenecen al partido que sustenta al Gobierno. En España, esta práctica perversa comenzó, decía, con el ciclo terrible de Felipe González, que puso todo el poder del Estado al servicio de su partido. Gracias a eso se mantuvo trece años. Hoy, cómo el PP no espabile, el PSOE puede iniciar un ciclo parecido, porque no sólo está poniendo a su servicio el Estado, sino gran parte de la sociedad, especialmente mediática y financiera.

El Sr. Maestre es filósofo y escritor. Su último libro publicado es La escritura de la política (2012). Miembro del panel de Opinión de Libertad Digital y comentarista de esRadio.

Lo más popular