Opinión
Noticias y opinión en la red
La lengua viva

A trabucazo limpio

Me llegan infinidad de trabucamientos (trabucadas o trabucazos) a cuál más disparatado y divertido. Recojo unos cuantos. Es otra forma de registrar la lengua viva. Son frases que han oído los comunicantes.
 
José Sanjuanbenito:
─ “Vamos a entrar, que me he enterado que tienen un omelette (= outlet, puesto de venta) de diseñadores españoles”.
─ La intervinieron porque tenía un problema en el clítoris (= una afección en la epiglotis).
 
Toni Amengual:
─ “Bernardo, tu tiro no es muy ortopédico (= ortodoxo), pero es efectivo”.
 
Cristina Cerdá Torres:
─ “Hay que poner en la acera una hidratante (= hidrante) para los bomberos y su correspondiente comitiva (= acometida a la red).
 
Francisco Delgado Salazar:
─ “De este pueblo a la capital hay una equidistancia (= está bien comunicado, la distancia se recorre bien) estupenda”.
 
Miguel Ángel Pamplona (odontólogo):
─ “Doctor, ya sé que tengo pedorrea” (= piorrea). Contesta el dentista: “Ya me olía yo algo, señora”.
 
Jesús Aurelio Pérez Martín anota algunos trabucazos oficiales:
─ “Consejo General del Joder (= Poder) Judicial”.
─ “Excmo. Sr. Conejero (= Consejero) de Salud”.
─ “Señor cura pajarraco” (= párroco).
 
Guillermo Cuevas:
─ “Esta casa rural tiene una habitación con cama de matrimonio con doncel (= baldaquino, dosel).
─ “Está muy desanimado, le va a dar una linotipia” (= lipotimia).
 
Juan Alberto Alonso:
─ “Fue llegar y pisar (= besar) el Santo”.
 
Fernando Domínguez Vela:
─ “Mi hijo está haciendo la mili en Valladolid, pero tiene un pase per lota” (= pernocta).
─ “Mi otro hijo va todos los días a la pistina” (= piscina).
 
Isabel Hualde (Madrid):
─ “Los usaurios (= usuarios) del teléfono móvil”.
─ “Todo quedó en agua de borrascas” (= borrajas, por insulsas).
 
Amaya Virós Usandizaga (médica):
─ “Padezco una sinfonía real” (= insuficiencia renal).
─ “Para que mis hijos nacieran tuvieron que hacerme una necesárea” (= cesárea).
 
Juan Carlos Fernández:
─ “Deme usted un santificado (= certificado) de mi pensión”.
─ “Vengo a solicitar el suicidio (= subsidio) de desempleo”.
─ “La habitación está más limpia que una patera” (= patena).
─ “De postre me va a traer un plato de prolifácticos” (= profiteroles).
 
Se podría traer a colación el trabucamiento a propósito que hacía Unamuno al llamar suspensorio al Directerio de Miguel Primo de Rivera.
 
Ricardo Proupin:
─ “Este medicamento no tiene efectos secundarios; es inicuo” (= inofensivo, inocuo”.
 
María Pilar Rodríguez Sánchez:
─ “El médico me ha puesto un engranaje” (= drenaje).
─ “Voy a hacer un régimen y me voy a poner como una sífilis” (= sílfide).
─ “No tengo necesidad de ir mucho al baño. Tengo una vagina (= vejiga) muy grande”.
 
Severino Arranz Martín (autor de Etimologías inéditas y curiosas):
─ “el médico se lo estripó (= estirpó; es una mezcla de extirpar y destripar).
 
Javier Velázquez (Jerez de la Frontera):
─ “he plantado un calistral” (= un terreno con eucaliptos, llamados calistros o carlitos).
 
Francisco García Fernández:
─ “indición” (= inyección).
─ “rodonda” (= rotonda, glorieta)
 
Alex Serrano, que todo lo encuentra, se topa con una entrevista que le hacen a Eduardo Punset en El Mundo. Varias veces dice el sabio “la esfinge” cuando quiere decir ─y quizá dijo─ “la efigie”. No es lo mismo, claro. La distinción está en todos los diccionarios.

Lo más popular