Opinión
Noticias y opinión en la red
Libro del día

Para conocer la Roma imperial

El gran problema de las guías de viaje es que, generalmente, proporcionan muy escasa información de carácter histórico relativa al lugar sobre el que, supuestamente, nos informan. El no menor problema de los libros de arqueología es que nos pueden ilustrar sobre la fecha de descubrimiento de un monumento e igualmente acerca de su morfología pero ni nos indican en que época es más oportuno visitarlo ni si cabe siquiera esa posibilidad.

Subsanar ambas necesidades fue una de las metas que hace ya algunos años se marcó la colección de guías arqueológicas publicadas por Oxford. Por un lado, pretendía dar una información propia del mejor libro de arqueología y, por otra, ayudar al que lo deseara a vivir el acercamiento al enclave concreto. El resultado fue realmente magnífico y uno de sus frutos más sazonados es la presente guía arqueológica de Roma que ahora publica Acento.

Gracias a ella podemos comprender a la perfección la manera en que Roma fue creciendo así como lo que apareció expresado en piedra y mármol –la autora es una especialista de primera fila en esta cuestión– a impulso de sus avatares históricos pero, al mismo tiempo, la Via Appia, el Foro o el Capitolio se convierten en lugares que algún día, si Dios lo permite, contemplaremos de la manera más adecuada.

Mezcla de diccionario, de sesudo manual de arqueología, de pulido libro de historia romana y de utilísima guía de viaje, la obra tiene de todo y lo supera. Sinceramente imprescindible para los amantes de la cultura clásica, para los aficionados a la Historia o para los que van a visitar la Ciudad Eterna.

Amanda Claridge, Guía arqueológica de Roma, Madrid, Acento, 800 páginas.

Más libros en: El Semanal de Libertad Digital