Opinión
Noticias y opinión en la red
PSOE

Sin esperanza

En una ocasión escribí que el PSOE no tiene remedio, que no hay forma de encontrar razones para votarle. "Menudo lince", dirán algunos. Sí, pero soy la persona menos socialista que van a conocer en su vida. Y desde esta lejana perspectiva, las diferencias entre PP y PSOE se achican hasta desaparecer, en ocasiones. Y tanto mi labor de periodista como mi vocación liberal me llevan, quiéralo o no, contra el gobierno, sea cual sea. ¿Por qué no optar, en alguna ocasión, por una alternancia del PP al PSOE?

Zapatero es la respuesta, es el porqué. En aquél artículo, repasé la historia antidemocrática del PSOE, pero uno tiene derecho a ser todo lo ingenuo que quiera; incluso a darle la bienvenida a un Bambi que iba a ampliar la libertad económica en España y que decía que bajar los impuestos era de izquierdas. Pero sus siete años largos, larguísimos, en el poder, demuestran que las peores inclinaciones de los socialistas han arrastrado de nuevo al país a una sima económica y moral.

Tenemos ya al sucesor de Rodríguez Zapatero. Rubalcaba, en un remedo de la frase más famosa de El Gatopardo, prometió "cambiar el PSOE para que siga siendo el PSOE". Y Carmencita ofrecía como alternativa un cambio hacia el vacío. Aunque en cualquier caso habría ganado la peor opción, la de Rubalcaba es, por añadidura, la más inmovilista.

He aprendido a compartir el deseo de Federico Jiménez Losantos de que surja una alternativa liberal y españolista en la izquierda española. Por eso he apoyado a Ciudadanos y a UPyD, aunque en este caso sin demasiadas ilusiones. Pero en el caso del PSOE, he agotado mi capacidad de abrigar una mínima esperanza. El partido no es capaz de atraer a los españoles más preparados, profesional y moralmente, para los puestos que habrán de ocupar en los arrabales del Estado. Y los votantes se sienten cómodos, ilusionados incluso, con sus Zapateros, Rubalcabas y Chacones. Miro a la izquierda del PP y veo un panorama desolador. Quizás, visto el largo invierno que le espera al socialismo español, haya, dentro o fuera del PSOE, quien sepa reaccionar desde la izquierda.

Acceda a los 1 comentarios guardadosClick aquí