Opinión
Noticias y opinión en la red
Opinión

Servilismo y tosquedad

Ha hecho muy bien el director de la Real Academia en protestar contra esa infecta cancionzucha, mitad en español mitad en asninglés, que va a "representarnos" en Eurovisión. El tosco engendro no puede representar a España en modo alguno, desde luego, es una auténtica burla servil de nosotros mismos, y me gustaría que no sacara un solo voto. Pero sí refleja algo de lo que ocurre en España, y no de manera marginal: refleja ese ambiente extendido de pérdida del autorrespeto y de la conciencia de nuestra propia identidad. En ese sentido es un síntoma y un símbolo, una manifestación más de lo que podríamos llamar "cultura" botellonera, muy dada al espanglish, como no podía ser menos.

Lo más impresionante de la protesta del señor Salvador es lo solo que se ha quedado. Los comentaristas, haciéndose los modernos, han dicho que sí, que bueno, pero que qué más da, que el inglés es como el latín, y que tampoco tiene importancia. Que en Suecia, por ejemplo… Etc. Y, sí, Suecia, como Holanda o Noruega, son culturalmente simples satélites anglosajones. Pero España no lo es todavía, pese a los grandes esfuerzos que se hacen, ya desde la enseñanza primaria, por desvalorizar nuestras raíces y erradicar su conocimiento. Claro que lleva camino de satelizarse, y acabará ahí, si persiste este ambiente de servilismo y de torpe frivoleo.

La actitud "ligera" de los comentaristas me trae a la memoria un ambiente parecidísimo cuando la droga empezó a expandirse masivamente en nuestro país. También los políticos y los intelectuales hacían ostentación de lo "modernos" y "desinhibidos" que eran. También ellos fumaban canutos –por lo menos– y si no, se mostraban comprensivos y complacientes: ¡es un fenómeno social, la juventud va por ahí! ¡No hay que ser represivos! En Europa… ¿Quién se opone a un "fenómeno social", máxime cuando viene de "Europa"? ¡La cantidad de basura que nos han colado con la etiqueta "europea"!

Nos quejamos del acoso al español y a lo español por parte de los nacionalismos balcanizantes, pero a mi juicio la erosión a manos de las influencias anglosajonas es mucho más grave y demoledora, a la larga. Siempre me acuerdo de la frase de Madariaga: "los soviets aspiran a degollar nuestra libertad, y los yanquis nuestra cultura". Lo primero estuvo a punto de ocurrir durante la guerra civil, lo segundo está a punto de ocurrir ahora, y en los dos casos con la entusiasta y servil colaboración de un gran número de españoles.

Estas cosas deben decirse, pero una simple actitud defensiva servirá de poco, y puede aumentar nuestro acartonamiento intelectual. Porque si sufrimos esa erosión se debe, en buena medida, a la mediocridad de la actual cultura hispana.


© www.libertaddigital.com 2002
Todos los derechos reservados

Titulares de Libertad Digital
Suscríbase ahora para recibir nuestros titulares cómodamente cada mañana en su correo electrónico. Le contamos lo que necesita saber para estar al día.