Menú

Andalucía

María Jesús Montero, cada vez más enganchada en el caso Isofotón

Con ella, la juez quiere saber el papel jugado por varios exconsejeros de la Junta.

0
Con ella, la juez quiere saber el papel jugado por varios exconsejeros de la Junta.
La portavoz del Gobierno, María Jesús Montero. | EFE

Durante la crisis definitiva de la emperadora del sol, Abengoa, que dará de sí también en los tribunales que decidirán sobre el futuro de su consejo de administración tras su quiebra oficial, la situación de la ministra de Hacienda y exconsejera de Hacienda y Salud de la Junta de Andalucía y portavoz del Gobierno, María Jesús Montero, se va complicando en el caso Isofotón, otro desastre de una empresa dedicada a la energía solar.

Junto a ella, ven comprometida su actuación en el caso, en diferentes momentos, los exconsejeros Juan Espadas, ahora alcalde de Sevilla; Luis Planas, ahora ministro de Agricultura, y los exconsejeros Antonio Ávila, Martín Soler y Francisco Vallejo.

Esta vez es por causa de la Fiscalía Anticorrupción, que ha pedido a la juez Patricia Fernández Franco, que instruye el caso por los 80 millones concedidos por la Junta de Andalucía a Isofotón durante los gobiernos de Manuel Chaves y José Antonio Griñán, que solicite al Gobierno andaluz que entregue toda la documentación de los acuerdos de aquellos gobiernos entre los años 2007 y 2012. Recuérdese que tras obtener el dinero, la empresa cerró en 2013.

Se trata, especifica El Mundo, de una decena de acuerdos adoptados por los consejos de gobierno bajo la autoridad de Chaves y Griñán entre 2007 y 2012, en los que participaron la ministra Montero y el actual alcalde de Sevilla, Juan Espadas, entonces consejero de la Junta de Andalucía, y con los cuales se aprobó la concesión de los préstamos y avales que sumaron los 80 millones de euros.

No son los únicos altos cargos implicados. Por ejemplo, en tres consejos de Gobierno que presidió Griñán en los años 2010 y 2011 se ratificó el acuerdo adoptado por el consejo rector de la Agencia de Innovación y Desarrollo de Andalucía, la famosa IDEA, que concedía varios avales a Isofotón. En algunos de esos consejos de gobierno, además de Montero y el entonces consejero de Vivienda y Ordenación del Territorio, Juan Espadas, estaban presentes los ahora imputados y ex consejeros Antonio Ávila y Martín Soler. Y todo está en las actas que ha pedido la juez.

Ahora, la Fiscalía quiere disponer de los "expedientes de tramitación" de algunos de aquellos acuerdos de la Junta, en concreto, los del 26 de junio de 2007, en la época de Manuel Chaves, y los 2 de marzo de 2010 y 1 de marzo de 2011, ya en tiempos de José Antonio Griñán. Además, exige los acuerdos de la reunión del "consejillo", nombre que se daba a la reunión previa de los viceconsejeros celebrados días de las reuniones oficiales del Gobierno de la Junta.

No parece suficiente porque la juez quiere tener como información complementaria el acuerdo de la sesión delegada de la comisión de Asuntos Económicos celebrada el 3 de julio de 2012 y el acuerdo de la sesión ordinaria del consejo de administración del Fondo de Desarrollo Empresarial de fecha 29 de mayo de 2012 para saber por qué se modificó la propuesta de inversión para la concesión de un préstamo a la empresa fotovoltaica malagueña del Fondo de Desarrollo Empresarial (FDE) por importe de 8.395.854 euros, como destaca ABC.

El caso es que en estos trámites estuvieron presentes el entonces consejero de Economía, Antonio Ávila, vicepresidente de la comisión delegada, el actual ministro de Agricultura, Luis Planas, entonces consejero del mismo ramo y la actualmente ministra de Hacienda y portavoz del Ejecutivo, María Jesús Montero.

La juez y la Fiscalía persiguen averiguar quiénes fueron los responsables de las decisiones que condujeron a que Isofotón, empresa de dudosa trayectoria en aquel momento, obtuviera hasta 80,5 millones de euros de la Junta de Andalucía justo antes de cerrar.

Además, se va a investigar el incentivo de 19,3 millones que la Consejería de Innovación regida entonces por Francisco Vallejo concedió al grupo Bergé, ex dueño de Isofotón, en 2007, cuando la agencia IDEA había concedido otra ayuda de casi 24 millones a Silicio Energía, SA, filial del grupo. Este expediente fue ocultado por los gobiernos de Griñán y Susana Díaz según la Policía Nacional.

Isofotón y Abengoa

La secretaria general del PSOE-A, Susana Díaz, acusó este martes al presidente de la Junta de Andalucía, Juanma Moreno, de "dejar caer" a la empresa Abengoa, ya que "500 millones de euros ponía el Gobierno de España y tan sólo tenía que poner 20 millones de euros, y la empresa más puntera se acaba de declarar en concurso de acreedores por la indolencia y no estar en los problemas de la gente".

"No entendemos por qué Juanma Moreno ha dejado caer la empresa más puntera en el ámbito tecnológico de nuestra comunidad, de la que dependen 3.000 trabajadores, en un momento como este donde van a llegar muchos recursos europeos, fundamentalmente en digitalización, en tecnología y en el sector donde esa empresa es puntera", añadió.

El portavoz de Economía del Grupo Popular en el Parlamento de Andalucía, Ramón Herrera, respondió a estas críticas diciendo que "por la gestión del PSOE en casos como Isofotón, la Junta perdió la capacidad de ayudar a empresas como Abengoa".

"Los socialistas llevan meses metiendo presión para que desde el Gobierno andaluz se le diera ayudas públicas imposibles por valor de 20 millones a una empresa (Abengoa) con una deuda de 6.000 millones de euros..." pero este tipo de ayudas a fondo perdido por parte de una administración "es un asunto de bastante importancia que no puede darse sin un aval jurídico, como pretende el partido de Susana Díaz".

Precisamente, añadió, por dar dinero público sin control jurídico se dio paso al caso Isofotón. "El nuevo Gobierno andaluz, pese a las presiones del PSOE, no va a actuar fuera del marco jurídico que garanticen ayudas como las planteadas, pese a que precisamente los gobiernos socialistas sí han actuado de esa forma durante décadas, dando ayudas multimillonarias a empresas privadas sin control alguno", dijo.

Isofotón es "sólo uno de los muchos casos similares en los que se ha dilapidado dinero público: en 2012 el PSOE les concedió 8,4 millones y un mes después la empresa contrató a la ministra Ribera para luego, más tarde, acabar despidiendo a todos los trabajadores y cerrando".

El parlamentario popular recordó al PSOE-A que la empresa Abengoa tiene la posibilidad de solicitar un rescate a la Sociedad Estatal de Participaciones Industriales (SEPI), "algo que a Susana Díaz se le olvida decir".

En España

    0
    comentarios

    Servicios

    • Inversión
    • Seminario web
    • Podimo
    • Reloj LD