Menú

Desesposados

Cualquiera de las ficciones de Moreno es superada por la última historieta de Rosa Benito.

Rosa Belmonte
0
Rosa Benito y Raquel Moragues | Telecinco

A José Luis Moreno lo han condenado por vulnerar derechos de actores. No consta ninguna condena por vulnerar derechos de espectadores. Su última aportación a la ficción televisiva es Esposa2 (Telecinco), un artefacto con la consistencia de ‘Matrimoniadas’ que tira de algunos de los especímenes de Sálvame (además de actores de verdad). Víctor Sandoval, que hace de pareja con Karmele Marchante, ha contado en QMD! que no hay forma de que ella se aprenda el guión: "Una escena de apenas minuto y medio se tarda en grabar cuatro horas. ¡José Luis alucina!". Rosa Benito también ha salido en la nueva serie de Telecinco. Pero José Luis Moreno no aprende, no tiene oído para las historias descacharrantes que protagoniza. Cualquiera de las ficciones de Moreno es superada por la última historieta de Rosa Benito, esa que la pinta como mujer traicionada por un marido tonto que se ha llevado cuatro días a una pilingui (denominación que le dio Rosa) a su casa de Chipiona. "Tres noches y cuatro días", ha dicho la tal Raquel. Como si fuera un viaje a Nueva York. En este asunto todo el mundo sabe algo, todo el mundo tiene algo que decir. Eso además de lo que la otra (la otra) contó el viernes pasado en el Deluxe. Se habló del sabor del semen de Amador, que según la susodicha varía según lo que haya comido. Ahí queda eso. Otro día hablamos de música dodecafónica.

Parece que si le preguntan por el fluido seminal es porque tiene carrera en el negociado. Entre las cosas que se cuentan de ella está que antes de fijarse en Amador habría congelado semen de Máximo Valverde. Alma de cántaro, congélalo de alguien con cuartos. Esta señora es la última aportación a una cuadrilla que poco tiene que envidar a los que llenaban el bar de La guerra de las galaxias. La dama, además, se relaciona con alguien llamado La Momia. Y entre las localizaciones ha aparecido el Museo del Moscatel (que en Chipiona será conocido pero, con todo el respeto, suena raro). Al conjunto de Rosa Benito y ese Amador con sombrero, greñas, perro y bolso en bandolera también habría que añadir a Mari Carmen ‘Error’. Se llama Pastor pero suele decir ‘error’ igual que otros dicen ‘correcto’ o ‘negativo’. Solo el nombre ya es un hallazgo. La mujer es hermana de una amiga de Amador y ha ido varias veces a Sálvame. Al final cogió confianza y, en su calidad de lesbiana, acabó diciendo que Mila Ximénez le gustaba mucho.

Es un no parar y eso que la historia de la infidelidad es de lo más sosa. Lo que habrían dado en Sálvame con un Daniel Ducruet (un equivalente) retozando abiertamente en la piscina. O quizá no. Porque en un programa tan largo más importante que contar (a lo Dominguín), que también, es comentar. Más que ver, imaginar. Más que saber, suponer. Más que analizar, rajar.

A Valerie Trierweiller le soltaron el 14 de julio unas gallinas en la puerta de su casa (su casa y la de Hollande) con unos rancios panfletos que rezaban: ‘Valerie… ¿esposa, concubina, amante?". En francés, ‘poule’ tiene el significado de amante. Peor es en España, donde las gallinas tienen fama de putas. El comando de las gallinas haría su agosto aquí. La pena es que José Luis Moreno no se pispe de todo este material. En España la realidad es mejor que la ficción.

En Chic

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation