Menú

La papada de Janet Reno

La Fiscal General ha muerto convertida en un personajazo de los medios. Aquí tenemos que conformarnos con Antonio Recio lanzando centollos a Rajoy.

Rosa Belmonte
0
Janet Reno | Cordon Press

Su papada era famosa y deseada. Janet Reno no fue sólo la primera mujer Fiscal General de Estados Unidos, gracias a Bill Clinton. También fue un personaje televisivo. Will Ferrell la imitaba en Saturday Night Live. Al principio, el cómico lo que quiso fue hacer un sketch recurrente en el que Reno, como feroz guardaespaldas de Clinton, estaría en una reunión de gobierno y si al presidente no le gustaba alguien ella diría algo así como "Bill, ¿quieres que me libre de él". Pero luego tiró de una información de NPR (la radio) según la cual había acabado bailando en una fiesta del Departamento de Justicia.

La pieza de Will Ferrell se llamaba ‘Janet Reno’s Dance Party’. El sketch se convirtió en un clásico. Igual que el de Chevy Chase haciendo de Gerald Ford cayéndose siempre. Las dos imitaciones injustas, las dos divertidísimas. Y ella llegó a salir en el plató de SNL enfrentándose a su doble. Como también salieron las reales Hillary Clinton enfrentándose a Amy Poehler (ahora la interpreta Kate McKinnon) y Sarah Palin, que apareció en el especial 40 aniversario y Jerry Seinfeld la confundía con Tina Fey.

Janet Reno, que ha muerto a los 78 años, también puso la voz a su personaje en Los Simpson. Pero mi actuación favorita no la hizo ella sino Linda Garringer en Ally McBeal. En enero de 1998 Garringer se convirtió en Reno con un maquillaje que incluía cinco piezas de latex, una peluca y cuatro horas de trabajo. Pese a todos sus defectos, la serie de David E. Kelley tuvo cosas destacables. Por supuesto, esa segunda temporada en la que aparecieron Nelle Porter (Portia de Rossi) y Ling Woo (Lucy Liu). Una siente debilidad por el marido de Michelle Pfeiffer. Ahí están La ley de Los Ángeles, donde era escritor y coproductor. También Picket Fences y Chicago Hope. Incluso Boston Legal (aunque con el incluso lo que debería decir es Médico precoz).

No era nuevo que en Ally McBeal hubiera casos locos. Ya los habíamos visto en La ley de Los Ángeles, pero en Fish, Cage & Asociados estaban chiflados los abogados. Claro que al Douglas Wambaugh de Picket Fences le faltaban varios tornillos, pero es que aquí pocos se salvaban. Empezando por la loca de su protagonista. Siguiendo por el impensable baño unisex en Estados Unidos con su juego de espejos (más adelante, habría una puerta zulo). Sin olvidar a ese Richard Fish al que gustaban las papadas, los cuellos de las señora mayores de 50 años. Por eso salía con Dyan Cannon. Pero le fue infiel tocando la papada de Janet Reno, entonces Fiscal General. Como ya he dicho, interpretada por Linda Garringer.

En Boston Legal también incluyeron en el guión a otra figura del mundo jurídico, en este caso al juez del Supremo Antonin Scalia, que murió en febrero (el puesto vacante está pendiente de nombramiento, por el nuevo presidente y el nuevo Senado). Scalia, interpretado por Jack Shearer, casaba a Alan Shore y Denny Crane en la Columbia Británica mientras pasaba un fin de semana pescando con Dick Cheney. En eso también nos llevan mucha ventaja los americanos. Aquí tenemos como mucho a Antonio Recio lanzando centollos a Zapatero y a Rajoy. Como si algunos de nuestros jueces y fiscales no fueran personajazos.

En Chic

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation