Menú

Corinna, destapada por su exsuegro: "No tiene derecho a utilizar el título de princesa"

La amiga entrañable de Juan Carlos utiliza el apellido Wittgenstein-Sayn a pesar de estar divorciada desde 2005.

La amiga entrañable de Juan Carlos utiliza el apellido Wittgenstein-Sayn a pesar de estar divorciada desde 2005.
Corinna Larsen Adkins | Gtres

Se puede decir que Corinna es la amiga entrañable del rey Juan Carlos, pero desde el año 2005, ni princesa ni Alteza Serenísima y mucho menos se apellida Zu Sayn-Wittgenstein, es tan sólo Corinna Larsen Adkins. Así lo ha anunciado el príncipe Alexander de Sayn-Wittgenstein-Sayn, padre del príncipe Casimir y exsuegro de Corinna, a través de un comunicado en el que desvela la condición de plebeya de la empresaria.

"De acuerdo con la ley alemana y el código familiar de la casa principesca de Sayn-Wittgenstein-Sayn, desde el divorcio de nuestro hijo, el príncipe Casimir, el 5 de octubre de 2005, la señora Corinna Larsen Adkins no tiene derecho a utilizar el título de princesa o el tratamiento de Su Alteza Serenísima (S.A.S.)", confirma dicho comunicado.

Según desvela el entorno de la familia a Vanity Fair, en ningún momento Corinna acordó por escrito o verbalmente con su exmarido el cambio de apellido a Sayn-Wittgenstein ni el uso del título y, con el paso del tiempo, el malestar ha ido aumentando. Las mismas fuentes aseguran que tampoco cambió legalmente su nombre al de Sayn-Wittgenstein-Sayn hasta unos tres años después del divorcio de Casimir, que se produjo provisionalmente en 2002 y de forma definitiva en 2005.

Temas

En Chic

    0
    comentarios

    Servicios

    • Radarbot
    • Biblia Ilustrada
    • Libro