Menú

Jennifer Lawrence confiesa por qué no denunció al responsable de su 'hackeo'

La actriz se vio envuelta en el CelebGate que filtró decenas de imágenes íntimas en 2014.

Chic
0
Jennifer Lawrence | Cordon Press

Hace tres años, Jennifer Lawrence tuvo que hacer frente a la filtración masiva de unas fotografías íntimas que circularon por internet en el marco del conocido como CelebGate. A pesar de ser una de las actrices mejor pagadas y valoradas de Hollywood, Lawrenece, que entonces tenía 24 años, vivió uno de los peores momentos de su vida. La oscarizada actriz habló en una entrevista para The Hollywood Reporter para, entre otras cosas, explicar por qué no demandó al hacker que le robó y filtró las imágenes personales.

"Cuando ocurrió lo del 'hackeo', fue tan increíblemente violento que no tengo palabras para expresarlo, creo que todavía lo estoy procesando. Sentí como si me estuviera violando todo el puto planeta, como si no hubiera una sola persona en el mundo que no fuera capaz de ver mis fotos íntimas. Puedes simplemente estar en una barbacoa y que alguien las tenga en su teléfono", explica.

A diferencia de varias famosas, ella decidió no demandar al culpable ni exigir responsabilidades a Apple, responsable de iCloud, la plataforma hackeada. "Muchas mujeres se vieron afectadas y muchas de ellas se pusieron en contacto conmigo para demandar a Apple o demandar a otras personas, pero nada de eso me traería la paz, nada de eso me devolvería mi cuerpo desnudo ni a Nic [el ex novio de Lawrence, Nicholas Hoult], la persona para la que iban dirigidas. No iba a recuperar nada de eso. Por lo tanto, no estaba interesada en denunciar a todos, solo quería curarme", reconoce. "Creo que hace un año y medio, alguien me dijo que yo era ‘un buen modelo de conducta para las chicas’ y tuve que ir al baño a llorar porque me sentí como una impostora. Pensé, 'no creo que alguien pueda pensar eso después de lo que ha ocurrido'".

jenniferlawrence-nicholashoult.jpg
Jennifer Lawrence y su exnovio Nicholas Hoult

Edward Majerczyk se declaró culpable responsable del hackeo masivo de las cuentas de correo electrónico de famosas como Rihanna y Jennifer Lawrence. Detenido en 2014, filtró más de 100 desnudos de celebrities y accedió a más de 300 cuentas de Gmail y Apple iCloud, unas 30 de artistas y actores de Hollywood, entre noviembre de 2013 y agosto de 2014. Fue condenado a nueve meses de prisión y a pagar 5.700 dólares a cada una.

En Chic

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios