Menú
Con tu apoyo hay más Libertad
  • Sin Publicidad
  • Acceso a Ideas
  • La Ilustración Liberal
  • Eventos

La guerra entre los Matamoros salpica a Marián Flores

Marián Flores apoyó a su hijo Diego en sus acusaciones a Kiko Matamoros, su padre. Ahora, éste responde a la madre de su hijo. 

Chic/Agencias
0
El saludo en la boda | Lecturas

No está siendo un verano tranquilo para la familia Matamoros. La boda de Diego Matamoros y Estela Grande ha despertado nuevas rencillas familiares. Y fue el propio protagonista del enlace el que destapó la caja de los truenos en Sábado Deluxe.

Según Diego Matamoros, su padre acudió a su boda con el único objetivo de embolsarse 16.000 euros de la exclusiva que él y su prometida habían vendido a una conocida revista de nuestro país: "Mi padre cerró un caché que incluía una foto con mi madre".

Una supuesta traición que hizo que Marián Flores rompiese su silencio después de dos décadas alejada de los focos. "Nunca me planteé que fuera capaz de hacer eso", afirmaba la hermana de Mar Flores, que a su vez explicaba a Sálvame: "Sabemos que ha vendido esta imagen, me parece ya lo último que puedo oír que en una celebración se pueda llegar a especular con dinero por una imagen con su exmujer a la que ha dado caña durante 20 años".

Así de dolida se mostraba Marián Flores, asegurando que ella solo quiso ser educada con el padre de sus cuatro hijos: "A una persona a la que ha tratado durante 20 años como me ha tratado a mí, no voy a darle un beso. Fui muy educada, no había que montar ningún número y le tendí la mano".

Tras estas afirmaciones, Kiko Matamoros ha respondido desde su 'club' en Sálvame para manifestar "juro por mi madre que es absurdo" y "mi hijo ha estado en situaciones más delicadas como para que le hubiera apoyado (Marián) y hubiera dado públicamente la cara por él; esto es un chiste". También afirma que él no ha luchado contra ella durante todos estos años: "Dice que he estado 20 años machacándola, yo no sé dónde dice que la he podido machacar", lamentando que tras todo ese tiempo "sigamos con este envenenamiento".

Aún así, Kiko quiere zanjar este tema por el bien de su familia: "Voy a dejar las cosas aquí por respeto a mis hijos, a mis hijas fundamentalmente". Eso sí, le deja este recado a su hijo: "Diego tendría que entender que mi presencia en la boda le salvó la exclusiva".

En Chic

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios