Menú

Los bárbaros y tu madre

Creerán que se la han escrito a Bertín, el macho peludo, pero burlarse del título de su disco es demostrar incultura musical.

0
El nuevo disco de Bertín | Archivo

Menos mal que Bertín Osborne no ha elegido ‘¿Sabes de qué tengo ganas?’ o ‘Que me lleve el tren’ como canción para su nuevo disco de rancheras. Las reacciones y gracietas habrían sido tremendas. Preguntarse cómo es posible el cachondeo que se ha formado por ‘Yo debí enamorarme de tu madre’ (pajar aparte) es absurdo. Y penoso. Es no entender nada. Porque saca los colores de quienes se están riendo de un clásico de la canción. Si no te sonaba es tu problema. Demonios, que es de José Alfredo Jiménez. Que hasta Lola Beltrán tenía su versión cambiando madre por padre. "Porque a mi edad yo puedo ser tu padre/a ti te faltan los años no cumplidos/ yo debí enamorarme de tu madre/pero Dios es quien marca los caminos" (Lola Beltrán se enamoraba del jovencito y le decía que podía ser su madre). Creerán que se la han escrito a Bertín, el macho peludo. También es verdad que a mí no me hacen ninguna gracia los chistes de Jordi Hurtado y la eterna juventud. Me pasará lo mismo aquí. Pero tampoco me exalta que Pablo Casado se pregunte qué país ha descubierto un nuevo mundo. Que le salen con los vikingos, el expolio, el genocidio y no sé cuántas cosas más. Con que la suya es la versión franquista de la Historia. Y hemos acabado imaginándolo con la peluca de Antonio Villar en ‘Alba de América’.

Vale que la retórica de Casado era un poco trasnochada, pero dan lo mismo todos esos libros y autores desmontando la Leyenda Negra: Juderías, García Cárcel, John Tate, Roca Barea… O la simple observación de la población en casi toda América del Sur. En Estados Unidos hay que mirar el ADN de Elizabeth Warren. Dan lo mismo las universidades fundadas por los españoles frente a las fundadas por los ingleses. Se fundaron 28 universidades y siete siguen funcionando, además de colegios como el de Santa Cruz de Tlatelolco (1533), en el que se educaba a los aristócratas indígenas para ir a la universidad. Lo recuerda Emilia Landaluce en No somos fachas, somos españoles (La Esfera). También que gran parte de la riqueza de América se gastó en América. O lo que dice el historiador Alfredo Alvar: "Si todo el dinero de Indias se hubiera gastado en el Imperio, no existirían las ciudades que existen en America con sus universidades, sus plazas, las catedrales, sus monumentos civiles desde el sur de los actuales Estados Unidos hasta Ushuaia". Y compara esto con el imperio portugués: "El único Patrimonio de la Humanidad que existe en el golfo de Guinea son los castillos en los que embarcaban a los esclavos". Por no recordar la Controversia de Valladolid, en la que Sepúlveda y Las Casas debatieron sobre el derecho de los españoles a conquistar a los indios (para que Carlos V pudiera dormir tranquilo).

Pero es que en Operación Triunfo están en la misma onda. Al menos María, la enemiga de la mariconez mecana. Lo que dijo el 12 de octubre: "Hoy es fiesta porque invadimos todas las familias y matamos a todo el mundo que había allí y entonces había que celebrarlo". Los demás reían, como Dolores Delgado con Villarejo. Y esta chica (María, no la ministra) tiene 26 años, ha estudiado en Nueva York, es hija de la directora de cine Azucena Rodríguez (Entre rojas) y de Francisco Villar, funcionario de Hacienda y autor de la canción ‘La Puerta de Alcalá’, la de Víctor Manuel y Ana Belén. O sea, que se le supondría cierta ilustración. Pero, espera, aquí un diálogo entre Damion (21 años, Santa Cruz de Tenerife) y Sabela (24 años, La Coruña). "Nuestro Gobierno no es una democracia, es un Gobierno representativo" (Damion). "Yo nunca he vivido en una democracia, no sé cómo se vive, pero estoy segura que esto no lo es" (Sabela).

"Los bárbaros están votando", dijo el domingo Beatriz Pérez Aranda en el 24 Horas sobre las elecciones en Baviera. Los bárbaros nos están rodeando.

En Chic

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios