Menú

Culpa, decepción y mentira: Isabel Rábago recuerda su breve etapa en política

La periodista fue asesora de comunicación y medios en el Partido Popular de Madrid durante un año.

0
La periodista fue asesora de comunicación y medios en el Partido Popular de Madrid durante un año.
Isabel Rábago | Mediaset

Isabel Rábago se enfrentó a la "escalera de las emociones" de Viva la vida, programa donde colabora los fines de semana, para que los espectadores la conozcan mejor. Allí la periodista habló de su etapa en el Partido Popular de Madrid, donde trabajó como asesora de comunicación y medios durante un año. "La culpa, la decepción y la mentira las junto en una etapa muy concreta de mi vida. Fue un año muy intenso donde no lo pasé bien. No se pasaba bien fuera ni dentro", comenzó.

Su fichaje por la formación política supuso un "boom mediático" rodeado de críticas. "La gente que me conoce sabía perfectamente la relación que he tenido durante 18 años con ese partido político. Con la salida de Cristina Cifuentes se crea un nuevo comité ejecutivo e Isabel Díaz Ayuso me llamó para ser secretaria de medios", desveló. "En ese momento le dije que no necesitaba ningún cargo, que la ayuda la iban a tener. Sabía que el titular iba a ser yo: De Supervivientes o Sálvame al PP... Echándome por tierra y sin siquiera saber quién soy. Claro que yo soy la que sale en los programas de entretenimiento, pero nadie se preocupó en saber quién era", confesó molesta. Sin embargo, la colaboradora reconoció que dentro del partido también recibió críticas y su llegada no fue fácil.

Rábago confesó que, después de su experiencia, no volvería a la política. "Yo entendía la política como un servicio público y he conocido gente muy válida, pero cuando entras dentro de un partido a lo mejor empiezas a cuestionarte y plantearte cosas. No estaba dispuesta a renunciar a determinadas cosas, entre ellas mi libertad", dijo sin entrar en detalles.

No es la primera vez que la periodista carga contra el PP. Poco después de su salida, utilizó las redes sociales para atacar al partido. "La mentira y la política suelen caminar juntas, son compañeras de viaje y no se estorban. La mentira crea desconfianza, distanciamiento, desasosiego. Por ello cuando descubres sus mentiras y la facilidad que tienen para mentir sin ruborizarse, dejas de creer, te alejas".

"No tengo enfrentamientos con nadie. Hice lo que me pidieron, cuando me lo pidieron, cumplí con creces y se acabó. No aspiro a ser política, jamás pedí ni soñé con cargo alguno Tengo mi vida, mi trabajo, soy libre y seguiré, como siempre he hecho, diciendo lo que pienso", escribió. Y cuando un usuario la acusó de estar "rebotada", ella se mostró contundente: "Rebotada, no. Decepcionada, quizás, con propios y ajenos. Por la incapacidad, por la mediocridad de los políticos que nos obligan a nuevas elecciones. Por eso aún no sé si iré a votar. Decepción con todos, sin excepción. Creo que tengo derecho y razones para estarlo", escribió para aclarar las dudas de sus seguidores.

En Chic

    0
    comentarios

    Servicios