Menú

Las ocho tiaras del joyero de la Casa Real que ya puede disfrutar Leonor

Desde que cumplió 18 años el pasado 31 de octubre, la princesa de Asturias, Leonor de Borbón, tiene a su disposición una serie de tiaras para cuando debute en algún evento de gala en el Palacio Real. ¿Qué tiara podría elegir la princesa para su gran debut?

1 / 8

La diadema prusiana fue la elegida por doña Sofía en su boda y también por doña Letizia en la suya. Se trata de una creación de los joyeros berlineses Robert y Louis Koch de 1913 confeccionada en platino y diamantes, dividida en dos bandas, –una superior con hojas de laurel y una inferior con la greca helena de meandro– separadas por una hilera de columnas en cuyo centro cuelga un diamante en forma de lágrima. Federica de Hannover, madre de doña Sofía, la recibió de su madre, Victoria Luisa de Prusia, hija del káiser Guillermo II, al casarse con Pablo de Grecia en 1938. 

2 / 8

La tiara Mellerio fue un regalo de la reina Isabel II a su hija la infanta Isabel, conocida popularmente como la Chata, cuando se casó con el príncipe Cayetano de Borbón Dos Sicilias y Habsburgo en 1868. Se trata de una tiara conocida como la tiara de las Conchas o la Mellerio y que representa la espuma de una ola. Una de las primeras del mundo montada en platino, está elaborada en pavé de diamantes salpicados por varias perlas aperilladas y diamantes briolette. Del centro de la base cuelga un importante diamante que puede ser retirado. La reina Letizia sólo la ha utilizado, siendo todavía princesa de Asturias, durante el banquete ofrecido a la presidenta de Filipinas, Gloria Macapagal, en 2007.

3 / 8

La diadema floral fue un regalo del gobierno de Franco a la reina Sofía con motivo de su boda, y que además puede ser lucida como collar. Se trata de una diadema rusa del siglo XIX en oro y plata con diamantes, talla brillante, con motivos florales y vegetales, donde la flor central se puede utilizar como broche. Fue también la elegida por la Infanta Cristina para su boda, siendo una de las que más veces ha utilizado la reina Letizia.

4 / 8

La diadema rusa fue elaborada en 1886 para la reina María Cristina de Austria, y está formada por una sucesión de lágrimas invertidas decrecientes –del centro hacia los extremos– que florecen de un jazmín y se tocan en la parte superior mediante un calco de la misma flor, aunque desprendiéndose de un pétalo. La joya, confeccionada en platino, diamantes y perlas, es conocida como la Rusa por su silueta, relativamente similar a los kokoshnik o tocados tradicionales risos. Alfonso XIII  se la regaló a María de las Mercedes tras aceptar la mano de su hijo y heredero Juan, aunque no la utilizó pàra casarse. Quién sí lo hizo fue la infanta Pilar en su boda con Luis Gómez-Acebo y su hija Simoneta en su boda con José Miguel Fernández Sastrón. La reina Letizia la utilizó por primera vez con motivo de la visita a España del presidente de China Xi Jinping. 

5 / 8

La diadema Flor de Lis es una diadema estilo Luis XIV elaborada por Ansorena, es la más valiosa y representativa de la casa Borbón. Está formada con gruesos diamantes montados en platino dibujando tres flores de lis (emblema heráldico de los Borbones) unidas por roleos.  Conocida también como la diadema Flor de lis o Flores de lis. La reina Letizia la lució por primera vez con la visita oficial del presidente de Argentina, Mauricio Macri, en 2017. 

6 / 8

La tiara Cartier fue un regalo de la reina madre María Cristina a la futura reina Victoria Eugenia, inicialmente creada por Ansorena y posteriormente modificada por Cartier, una diadema con diamantes engastados, talla brillante y rosa, en platino y seis perlas grandes en el centro de cada uno de los elementos vegetales en espiral egipcia que se tocan en el centro mediante un adorno en flor coronado por una perla, a la vez que se añadieron dos nácares más rodeados por laureles en los extremos de la obra para hacerla más extensa. Durante un tiempo, las perlas podían ser sustituidas por esmeraldas. Cabe destacar la complejidad de combinar los diamantes de talla antigua, que provenían de la de Ansorena, con otros más modernos para que todos encajasen como lo hacen. La reina Letizia sólo la ha lucido una vez, y fue por la visita del presidente de Portugal, Marcelo Rebelo de Sousa, en 2018.

7 / 8

La tiara princesa ha sido motivo de especulación. Se trata de una tiara creada por Ansorena, que cuenta con 10 perlas australianas y 450 diamantes montados en oro blanco, distribuidos en la flor de lis central, los roleos que la rodean en forma de medialuna y la base. Aunque se sabía que esta pieza pertenecía a la reina Letizia desde hace tiempo, no la estrenó hasta el año 2015 para celebrar el 75º cumpleaños de la reina Margarita de Dinamarca, y que fue un regalo de Felipe VI a su mujer, con motivo de su quinto aniversario de boda.

8 / 8

La diadema-collar Niarchos fue un regalo de boda del armador griego Stavros Niarchos, de la joyería Van Cleef & Arpels que cuenta con 36 rubíes cabujón de Birmania y diamantes. Una extensa ristra que puede acortarse al gusto d incluso convertirse en una tiara de una fila o de un par. La reina Sofía la lució durante la cena en honor a Nicolas Sarkozy y Carla Bruni. Un diseño que, casualmente, la reina Sofía no ha prestado ni a sus hijas ni a su nuera.

Temas

Recomendamos

0
comentarios