Menú

Que el amor salve 'Gran Hermano'

El reality sigue intentando levantar los datos de audiencia de este edición, esta vez contentando al público con historias de amor.

0
El reality sigue intentando levantar los datos de audiencia de este edición, esta vez contentando al público con historias de amor.
Rodri y Bea | Telecinco

Si hay algo que puede mantener al espectador pegado a la televisión y al público de Gran Hermano reconciliado con su reality es una trama amorosa. Y para alegría de todos, la quinta gala del programa nos trajo dos. El pasado jueves, Bea decidió nominarse a sí misma para medirse con Adara en la expulsión y, en un giro inesperado de los acontecimientos, las dos se vieron conviviendo a solas en una casa paralela y separadas del resto.

Donde todos esperábamos gritos, encontramos complicidad y risas. Adara y Bea se vieron compartiendo confidencias e impresiones sobre sus chicos, Pol y Rodrigo, como si fueran dos amigas corrientes. La llegada a la casa de las dos aspirantes a entrar en el concurso, Rebeca y Michelle, despertó los celos de Adara. Hasta aquí todo normal. Pero los celos de Bea por Rodrigo captaron toda la atención y, con este panorama, el espectador necesitaba más.

El programa les dio la oportunidad a las dos de despedirse de un compañero de la casa. ¿Adivinan a quién eligió cada una? El reencuentro de Adara y Pol fue capaz de arrancarle una sonrisa a cualquiera. La reacción de él al verla no pudo ser más auténtica y sincera ya que, a pesar de sus constantes peleas, están locos el uno por el otro.

gh-adara-pol-reencuentro.JPG
Pol y Adara

Pero el momento más especial llegó con el reencuentro de Bea y Rodrigo. Aunque habían dejado muy claro que eran sólo amigos, cuando estuvieron cara a cara no podían dejar de temblar. "Si le viera, me apetecería decirle que le quiero, pero no me atrevo", le confesó Bea a su nueva amiga Adara. [Nueva amiga, sí, porque no se nominaron]. Ella no fue capaz de decirle todo, pero sí le reveló que estaba celosa por el striptease que le hizo a la "nueva" Michelle. "Las amigas no se ponen celosas", fue la contestación de Rodrigo.

Pero como sólo podía quedar una, se quedó Adara. Llegados a este punto, ¿cómo podía Gran Hermano dejarnos sin dos grandes historias de amor ahora que la cosa se pone interesante? Bea llegó al plató de Telecinco como nueva expulsada pero con cinco cajas de sus compañeros, y una de ellas podía tener la vida extra que hacía falta para volver a la casa con Rodrigo.

Aquí algo nos decía que una de esas cajas haría volver a Bea a la casa. Ironías de la vida, la salvación estaba en la de Montse, la concursante que menos juego está dando. Mientras, la gala seguía su curso y todo iba saliendo bien, todo como el público esperaba. Ahora no podemos evitar pensar que, si Gran Hermano había perdido su esencia, esta edición está demasiado estudiada. Si la estrategia no funciona de forma natural, como ya ocurrió con el ContraClub, GH17 engancha teniendo al público contento.

Y como todo salió estupendamente, la quinta gala no tuvo ningún expulsado. Sólo salió Michelle, una de las aspirantes. Las nominadas: Bárbara, Adara y Montse por segunda semana consecutiva.

En Chic

    0
    comentarios

    Servicios