Menú

Bergen, la bella y colorida perla en el oeste de Noruega

Bergen ofrece una inyección de color, vida, historia y sobre todo naturaleza que dejará huella en la retina durante años.

0
Bergen, la bella y colorida perla en el oeste de Noruega
Bergen, la bella perla en el oeste de Noruega

La ciudad noruega de Bergen es como un flechazo viajero instantáneo. Un amor a primera vista, aunque con una pequeña dosis de sufrimiento meteorológico. No es para menos ya que en muchas guías de viajes aparece como la ciudad más bonita de Noruega y eso son palabras mayores si hablamos de belleza nórdica. Todo un flechazo de historia, color, estilo y naturaleza. En un primer momento hubo un distanciamiento muy grande, sin duda causado por las inclemencias del tiempo como si el mismísimo Thor hubiera bajado de Asgard para desatar todo su poder, pero el amanecer de un nuevo día y la ausencia de las terribles nubes, devolvieron a mi mente las ganas de salir a conocer la ciudad portuaria más bonita de Noruega.

El barrio de Bryggen es el verdadero corazón de esta ciudad. Un pequeño reducto medieval que atesora con orgullo la ciudad y que en la actualidad es el principal motivo para visitarla. Es allí donde la Liga Hanseática, comerciantes de origen alemán que hicieron fortunas con el bacalao, tuvo el epicentro del comercio europeo durante varios siglos. Una vista panorámica, elegida hasta la saciedad como la postal más significativa de Bergen –y con razón– es un viaje directo en el tiempo a una época mucho más oscura y penosa de la Europa nórdica, aunque próspera en lo que al comercio se refiere.

Es curioso descubrir Bryggen, como si de un imán atrayendo al hierro se tratase, donde los turistas y viajeros acuden a este pequeño reducto de casas gremiales que conforman el estrecho y angosto recuerdo de una época pasada. El barrio fue arrasado por varios incendios a lo largo de los siglos, siendo el de 1702 el mayor de ellos y que redujo toda la ciudad a cenizas. Por lo tanto, el actual Bryggen es una reconstrucción, respetando totalmente el modelo de edificación original, aunque no son las edificaciones originales, claro está.

Además, Bergen es famosa por ser la puerta de entrada a uno de los mayores espectáculos naturales sobre la faz de la Tierra: los fiordos noruegos y es por eso que es denominada la la puerta a los fiordos noruegos. Un tesoro milenario que permanece casi virgen a tres horas de la ciudad escandinava y que, como la propia ciudad, es Patrimonio de la Humanidad.

Un paseo más a fondo por los alrededores de Bergen ofrece un abanico de posibilidades, es decir, lugares, rincones o experiencias que completan las virtudes de esta urbe noruega, calles anchas, teatros y amplios parques que conforman la antigua capital del reino y que mantiene su esencia de antigua capital de Noruega en el siglo XII.

Al final del Bryggen se sitúa el mercado del pescado, antigua lonja al aire libre donde hoy varios puestos ambulantes que siguen ofreciendo salmón ahumado y demás viandas típicas de la zona. Es bastante común cruzarse con caras que recuerdan a alguien, ya que algunos establecimientos de la zona están regentados por españoles afincados en la ciudad noruega y que trabajan en el sector del pescado, muchos de ellos expatriados buscando fortuna.

La ciudad fue fundada hace más de 900 años, y alrededor de un 10% de la población son estudiantes. No hay más que dar una pequeña vuelta por el centro para ver que la media de edad es bastante baja, un ambiente juvenil que se nota al atardecer, cuando los bares y restaurantes están llenos de vida y conversaciones alegres. No sólo de turismo y pescado vive la gente de Bergen, también de cultura y arte, siendo el compositor Edward Grieg su principal estandarte.

Bergen es famosa también por las siete montañas que rodean el centro de la ciudad, como si de Roma se tratase, entre las que el monte Fløyen es el más famoso de todos. Si se dispone de varios días para visitar la ciudad es muy recomendable subir en el funicular Fløibanen y disfrutar de la célebre vista desde lo alto.

Sin temor a equivocarme se puede afirmar que esta es una de esas ciudades que entra a formar parte de la lista de los 5 mejores destinos urbanos. Su belleza, historia y unión con la naturaleza hacen de Bergen un lugar muy especial, a pesar de ser uno de los más lluviosos del mundo con una media de 300 días nublados al año.

En Chic

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation