Menú

Balenciaga, Kim Kardashian y la pedofilia

La empresaria y celebridad estadounidense emitió un tibio comunicado sobre la polémica campaña de la firma, con la que no ha roto lazos.

La empresaria y celebridad estadounidense emitió un tibio comunicado sobre la polémica campaña de la firma, con la que no ha roto lazos.
Kim Kardashian, musa de Balenciaga | Gtres

El mundo de la moda vive un auténtico torbellino por la polémica nueva campaña de Balenciaga. La firma publicó en la sección de regalos de su página web una sesión de fotos en la que aparecen niños pequeños cogiendo peluches ataviados con arneses que se relacionan con prácticas sexuales como el sadomasoquismo. Además, en la imagen que promocionaba uno de sus bolsos, se podían leer claramente documentos de la Corte Suprema relacionados con casos de pornografía infantil.

La compañía, que se caracteriza por sus diseños transgresores y desfiles fuera de lo común, traspasó todas las líneas rojas e incluso culpó a la agencia encargada de la campaña tras el revuelo, no sin antes borrar todo su contenido de las redes sociales para evitar represalias de usuarios.

balenciaga-peluche.jpg

Primero emitieron una disculpa por "cualquier ofensa" que se pudo haber causado y aclarando que los papeles no fueron aprobados para la sesión de fotos. El equipo jurídico de la firma ha puesto en marcha acciones legales presentando una demanda de 25 millones de dólares contra la productora North Six, Inc., el escenógrafo Nicholas Des Jardins y su empresa, según adelantó el medio Page Six.

Balenciaga se enfrenta a una crisis de imagen sin precedentes pero también las celebridades que colaboran con la marca y que guardan un inquietante silencio. Nicole Kidman, Naomi Campbell, Bella Hadid, Dua Lipa o Eduardo Camavinga se subieron a su pasarela en la Semana de la Moda de París, donde su director creativo, Demna Gvasalia, presentó su segunda colección de Alta Costura. Pero si hay una famosa a la que asociar con la firma esa es Kim Kardashian, una de las mujeres más influyentes del mundo.

según el portal de ventas británico Lovethesales.com, solo en 2021 su imagen provocó un aumento del 317% en las búsquedas de ropa Balenciaga tras su aparición en la Met Gala con el traje completamente negro que cubría su cara. Esa misma semana, la empresaria paseó por Nueva York con un traje de estética en clave bondage que algunos medios estadounidenses bautizaron como de 'dominatrix' y que ahora vestían los peluches de las fotos de la firma.

kim-kardashian-balenciaga-dominatrix.jpg

El silencio de Kim ha sido ensordecedor pero finalmente decidió pronunciarse a través de las redes sociales para hablar del futuro de su colaboración con Balenciaga. "He estado callada durante los últimos días, no porque no me hayan sorprendido e indignado las recientes campañas de Balenciaga, sino porque quería tener la oportunidad de hablar con su equipo para entender por mí mismo cómo pudo haber sucedido esto", comienza el comunicado .

"Como madre de cuatro hijos, me han conmocionado las imágenes perturbadoras. La seguridad de los niños debe tener la máxima consideración y cualquier intento de normalizar el abuso infantil de cualquier tipo no debe tener cabida en nuestra sociedad, punto", agregó, aunque fue muy tibia con la responsabilidad de Balenciaga. Kim agradeció la eliminación de la campaña y la disculpa pero no dejó claro su futuro, sino que se limitó a decir que está "reevaluando" su relación con la marca, apelando a su "voluntad de aceptar la responsabilidad" y las acciones que tomarán para "proteger" niños.

kim-kardashian-balenciaga.jpg

La situación se ha vuelto tan siniestra que en internet ya abundan los comentarios de usuarios recordando las palabras de Kanye West, exmarido de Kim, sobre el riesgo de la sobreexposición de sus cuatro hijos. "No dejaré que mis hijas se conviertan en chicas Playboy como hicieron con Kylie [Jenner] o Kim. Hollywood es como un burdel gigante y la pornografía ha destruido mi familia. Yo he tenido que lidiar con la adicción que promueve Instagram, y no pienso permitir que Northy y Chicago la sufran también", advirtió el rapero.

Tampoco han pasado desapercibidas sus declaraciones del pasado mes de marzo, cuando denunció que Pete Davidson, popular cómico estadounidense y exnovio de Kim Kardashian, debería mantenerse alejado de sus hijos por "hacer chistes sobre tener sexo con bebés" en el programa Saturday Night Live.

El problemático Kanye ha sido duramente criticado por las declaraciones que ha hecho de su exmujer desde que se divorciaron hace menos de dos años, pero resulta llamativa la reciente ruptura del rapero con Balenciaga. La firma le sentenció por los comentarios que chocan con los "valores" del holding, incluyendo comentarios racistas y antisemitas. A pesar de sepultar su imagen, se llegó a especular con que se trató de una campaña perfectamente orquestada para tomar las riendas de sus negocios en el mundo de la moda y librarse de los contratos de las firmas con las que colaboraba, entre ellas Balenciaga.

Temas

En Chic

    0
    comentarios