Menú

Beneficios e inconvenientes de la dieta del huevo duro

La dieta del huevo duro es una dieta de moda con una rápida pérdida de peso. ¿Es sostenible? ¿Cómo se realiza? Ventajas e inconvenientes.

La dieta del huevo duro es una dieta de moda con una rápida pérdida de peso. ¿Es sostenible? ¿Cómo se realiza? Ventajas e inconvenientes.
huevo, huevo de gallina, huevo duro | Pixabay/CC/congerdesign

Perder kilos rápidamente, sin esfuerzo y sin moverse es lo que prometen las dietas milagro tan famosas en las redes sociales. Sin embargo, por muy bien que suene muchas pueden conllevar riesgos para la salud a medio o largo plazo como pueden ser la pérdida de masa muscular, la deshidratación, daños hepáticos, renales o problemas cardiovasculares. En ese sentido, una de las dietas más populares es la dieta del huevo duro. Pero ¿es de las saludables? ¿En qué consiste?

Hay que tener claro que la dieta del huevo cocido ofrece un plan de alimentación estructurado, recetas y alimentos para comer y evitar. Entre ellas lo destacable es que hay que comer huevo cocido en todas las comidas que se hagan, preferiblemente tres al día. No obstante, aunque hay varias variaciones de la dieta, generalmente implica comer huevos duros u otro tipo de proteína magra con cada comida, así como vegetales sin almidón y una o dos porciones de frutas bajas en carbohidratos por día.

Debido a que la dieta es baja en carbohidratos y calorías, sus defensores afirman que se puede perder hasta 11 kilos en solo dos semanas y que proporciona nutrientes que mejoran el control del azúcar en la sangre, apoyan una rutina saludable y fortalece los huesos, el cabello y las uñas. Sin embargo, como con cualquier plan dietético, existen tanto ventajas como desventajas que deben considerarse antes de adoptar este enfoque.

Cómo seguir la dieta del huevo cocido

Esta rutina, formulada por la autora norteamericana Arielle Chandler, se basa en comer huevo duro en las tres comidas principales que se hacen al día, el desayuno, al mediodía y en la cena. No obstante, la clave está en acompañarlos de alimento bajos en calorías y carbohidratos y altos en proteínas, que son ideales para bajar peso.

Pero, a medida que se va llevando a cabo la dieta se van creando varias versiones, no obstante, la propuesta original de Chandler es desayunar dos huevos y una pieza de fruta, en la comida incluir otro huevo junto a proteínas sin grasas y verduras bajas en hidratos de carbono y cenar lo mismo. Lo que hay que tener claro es que la dieta del huevo cocido restringe los alimentos específicos para cada comida del día y no se permiten refrigerios entre comidas.

Además, aunque no se requiere ejercicio como parte del plan, se recomienda realizar actividad física ligera como andar en bicicleta, hacer ejercicios aeróbicos o caminar rápido para maximizar los resultados. Pero, hay que tener en cuenta que la dieta solo debe seguirse durante unas pocas semanas a la vez. Después de eso, se recomienda un período de transición para ayudar a volver a una dieta normal.

Alimentos permitidos en la dieta del huevo

La dieta del huevo cocido consiste principalmente en huevos, proteínas magras y frutas y verduras bajas en carbohidratos. También se permiten bebidas sin calorías, como agua y té o café sin azúcar, sin leche ni crema. Estos son algunos de los alimentos recomendados como parte de la dieta:

  • Huevos enteros y claras de huevo
  • Proteínas magras: aves sin piel, pescado y cortes magros de cordero, res y cerdo
  • Verduras sin almidón como espinacas, col rizada, rúcula, brócoli, pimientos, calabacín, col rizada y tomates
  • Frutas bajas en carbohidratos como limones, limas, naranjas, sandías, bayas y pomelo
  • Grasas y aceites como aceite de coco, mantequilla y mayonesa, todo en pequeñas cantidades
  • Bebidas como agua, agua con gas, refrescos light y té y café sin azúcar
  • Hierbas y especias como ajo, albahaca, cúrcuma, pimienta, romero y orégano

Algunas variaciones de la dieta del huevo cocido también permiten productos lácteos bajos en grasa, incluida la leche descremada y el yogur y el queso bajos en grasa.

Alimentos a evitar

La dieta del huevo cocido limita la mayoría de los alimentos con un contenido de carbohidratos de moderado a alto, incluidas las verduras con almidón, los cereales y muchas frutas. Las bebidas azucaradas como los refrescos también están prohibidas, junto con los alimentos procesados como los snacks dulces y salados, las comidas congeladas y la comida rápida. Hay algunos alimentos que la dieta del huevo cocido que se deben restringir:

  • Verduras con almidón como patatas, batatas, legumbres, maíz y guisantes
  • Frutas ricas en carbohidratos como plátanos, piñas, mangos y frutas secas
  • Granos como pan, pasta, quinoa, cuscús, farro, trigo sarraceno y cebada
  • Alimentos procesados como tocino, comidas precocinadas, comida rápida, patatas fritas, pretzels, galletas y dulces
  • Bebidas azucaradas como gaseosas, jugos, té dulce y bebidas deportivas

No obstante, hay que saber que muchos de estos alimentos restringidos contienen nutrientes esenciales y son opciones nutritivas y saludables para la mayoría de las personas.

Beneficios de la dieta del huevo duro

La dieta del huevo duro se destaca por su simplicidad y conveniencia, el motivo es que los huevos son fáciles de cocinar, transportar y consumir en cualquier momento del día. Son ricos en proteínas de alta calidad, lo que puede ayudar a mantener la saciedad y prevenir los antojos entre comidas. Además, los huevos son una fuente de nutrientes esenciales como la vitamina D, vitamina B12 y minerales como el hierro y el zinc.

Otro punto positivo es que esta dieta también suele limitar el consumo de carbohidratos refinados y azúcares, lo que puede contribuir a una mejor regulación de los niveles de azúcar en sangre y a la pérdida de peso. Pero, en general, una dieta más equilibrada podría introducir un huevo duro diario, junto a proteínas saludables, frutas y verduras, abundante agua y una porción muy reducida de cereales y azúcares. Por supuesto, excluyendo por completo alimentos procesados, grasas saturadas y bebidas alcohólicas y azucaradas, y siempre controlada por un médico. Si se hace así, sin llegar a extremos puede ser una dieta sostenida en el tiempo.

Incluso, según un estudio publicado recientemente por el National Center for Biotechnology Information (EEUU), los huevos ayudan a adelgazar y a mantener el tono muscular, especialmente si se ingieren en el desayuno. ¿Y por qué? Por su gran poder saciante. De hecho, si se comienza el día con huevos cocidos normalmente se llega al almuerzo o comida principal con mucha menos hambre. Siguiendo estas evidencias, un huevo campero sacia hasta un 50% más que las tostadas de pan blanco o los cereales con leche, dos de los desayunos más típicos de los españoles. Y ese efecto saciante se traduce en un menor consumo de energía que se prolonga hasta 24 horas.

Por tanto, ¿Qué beneficios tienen los huevos en la salud? Ayudan a perder peso. El motivo es que el huevo es un alimento bajo en calorías, pues aporta solo 75 calorías por unidad. Además, al contener muchas proteínas produce un efecto saciante, de manera que reduce el apetito aportando muchos nutrientes y pocas calorías. Favorece el desarrollo del cerebro. Su contenido en nutrientes ayuda al desarrollo del cerebro, de la memoria y del aprendizaje. Por su parte, la luteína también mejora la función cognitiva en adultos, además de ser buena para la visión. Y disminuye el riesgo de sufrir enfermedades. Al ser rico en antioxidantes el huevo contribuye a la prevención de afecciones visuales como las cataratas, además de reducir el colesterol y de proteger el corazón de problemas cardíacos.

Inconvenientes de la dieta del huevo duro

Los expertos aseguran que la dieta del huevo duro llevada a rajatabla, consigue una significativa reducción de peso porque es muy poco calórica, más o menos unas 1000 kcal diarias. Ahora bien, advierten de que no es saludable sostenerla durante un largo período de tiempo sino un par de días, máximo una semana seguida.

Y aunque según la creadora, esta dieta no produce efecto rebote y es muy segura, algunos especialistas difieren y argumentan que puede afectar el metabolismo, producir ansiedad e inducir la cetosis, lo que entraña riesgos para la salud si no está controlada por un médico. Además, esta dieta se propone por igual a todo tipo de personas, sin considerar sus dolencias o características particulares previas, lo que nunca es aconsejable.

Por otro lado, y sumado a la lista de los inconvenientes, la mayor parte de los nutricionistas aseguran que es muy complicado mantener esta dieta tan restrictiva a largo plazo, por lo que el efecto rebote es inevitable en cuanto se retoman los antiguos hábitos. Además, debido a que solo se permiten unos pocos alimentos específicos, aumenta el riesgo de deficiencias de nutrientes, por ejemplo, los cereales integrales son ricos en fibra, vitaminas y minerales necesarios, mientras que las verduras ricas en almidón son excelentes fuentes de vitamina C, potasio y magnesio que el cuerpo necesita.

Además, un huevo duro solo proporciona alrededor de 72 calorías, lo que significa que una dieta basada en huevos cocidos probablemente ofrezca poca energía en general, por lo que, seguir la dieta del huevo duro puede que suponga una ingesta calórica insuficiente para la mayoría de las personas.

No hay que olvidar que, dada la limitación de alimentos, esta dieta tiende a ser monótona y restrictiva. Al basarse principalmente en huevos cocidos, puede resultar difícil mantenerla a largo plazo debido a la falta de variedad y la posibilidad de aburrimiento alimenticio.

Otro aspecto a considerar es el alto contenido de colesterol en los huevos. Aunque investigaciones recientes han cuestionado la relación entre el consumo de colesterol dietético y los niveles de colesterol en sangre en algunas personas, aquellos con problemas de salud cardiovascular deben ser cautelosos y consultar a un profesional de la salud antes de adoptar esta dieta.

Además, la dieta del huevo duro puede llevar a una ingesta insuficiente de fibra dietética, ya que los huevos no contienen fibra, hay que recordar que la fibra es esencial para la salud digestiva, la regulación del azúcar en sangre y la prevención del estreñimiento.

Temas

En Tecnociencia

    0
    comentarios

    Servicios

    • Radarbot
    • Biblia Ilustrada
    • Libro
    • Curso