Menú

El origen coleccionista del barón Thyssen-Bornemisza

El museo que lleva su nombre conmemora los cien años de su nacimiento con exposiciones, conciertos, conferencias y simposios.

0
El museo que lleva su nombre conmemora los cien años de su nacimiento con exposiciones, conciertos, conferencias y simposios.
Hans Heinrich Thyssen-Bornemisza, esquiando en 1945 | Museo Thyssen

Nos acostumbramos a ver al barón Thyssen en las revistas de papel couché, a repasar los divorcios y litigios del gran aristócrata de origen húngaro, y dejamos en segundo plano el hecho de que le debemos poder disfrutar en España de una colección de arte que abarca todos los movimientos artísticos del arte occidental desde el siglo XIII al XX. ¿Cómo llegó a ser uno de los principales coleccionistas y mecenas europeos?

Hans Heinrich Thyssen-Bornemisza nació el 13 de abril de hace cien años en Scheveningen, un pueblo pesquero de La Haya en el seno de una de las mayores fortunas europeas de la segunda mitad del siglo XX. El artífice del imperio familiar fue su abuelo August Thyssen, empresario de la industria siderúrgica. Su padre, Heinrich Thyssen-Bornemisza, se casó con la hija de un barón húngaro y unió sus dos apellidos. Él fue el menor de cuatro hermanos.

el-baron-thyssen-de-nino-con-sus-padres-su-hermana-gaby-y-su-abuelo-august.jpg
El barón Thyssen, de niño, con sus padres, su hermana Gaby y su abuelo August | Museo Thyssen

Su padre coleccionó obras maestras muy destacadas, pero consideraba que la Historia del Arte terminaba con Goya. Con ellas decoró Villa Favorita, en Lugano, Suiza, solo para disfrute propio y de su círculo cercano. Hans Heinrich reconoció en sus memorias que no fue de niño un gran aficionado al arte, pero el sosiego que halló en la galería donde lucían esas obras durante la Segunda Guerra Mundial le hizo cambiar su perspectiva.

retrato-del-baron-hans-heinrich-thyssen-bornemisza-1938.jpg
Retrato del barón, en 1938

Heinrich Thyssen-Bornemisza quería que toda la colección de pintura terminase en manos de su hijo menor, Hans Heinrich, pero el resto de hermanos impugnó la herencia. El barón heredó en 1947 la mayor parte, cinco octavos del conjunto —363 pinturas—, y evitó la dispersión de la colección paterna comprando las obras que sus hermanos sacaban en subasta. "Se suele decir que la suya era la colección más importante de pintura occidental del siglo XX después de la reina de Inglaterra. Mejoró y completó la colección de su padre, que ya era muy destacada. Coleccionó hasta los años 80, con el arte pop y el realismo inglés de la escuela de Londres. Consiguió esa colección panorámica y equilibrada que es la colección Thyssen, un regalo para el patrimonio español", explica a Libertad Digital Juan Ángel López-Manzanares, conservador del Museo Nacional Thyssen-Bornemisza.

"En cierto modo, la pintura le fue formando, creando como persona. Fue aprendiendo de la pintura y abriendo la colección al público. Defendió que no solo él debía gozar de la colección, sino todo aquel interesado en el arte. De hecho, pensaba que el arte podía acercar naciones enfrentadas como era la Rusia soviética y occidente, y en los años 80, llevó a cabo intercambio de exposiciones para abrir Europa a la pintura rusa de finales de siglo XIX", añade López-Manzanares.

"Tuvo muy claro que quería lograr la mejor de las colecciones y puso a la venta cuadros con los que se aseguraba poder adquirir mejores pinturas del mismo artista. "Así hizo con Balthus, Juan Gris, Braque o pintores expresionistas como Kirchner o Pechstein", detalla López-Manzanares.

Venta al Estado español

boda-del-baron-thyssen-y-tita-cervera-en-moreton-in-march-con-los-padrinos-la-duquesa-de-marlbourgh-y-el-duque-de-badajoz.jpg
Boda del barón Thyssen y Tita Cervera en Moreton-in-March, con los padrinos, la duquesa de Marlbourgh y el Duque de Badajoz (1985)

Su interés divulgador redundó en el acuerdo, firmado en 1988, de préstamo al Estado español de 775 obras –de entre las 1.300 que formaban la colección completa–, que se transformaría en venta en 1993 por 350 millones de dólares, dando origen al Museo Nacional Thyssen Bornemisza.

baron-thyssen-traslado-cajas-1992.jpg
El barón, durante el traslado de obras en 1992 | Museo Thyssen

Tuvo muchos pretendientes, llegados de Inglaterra, Italia o Estados Unidos, pero la elección de España para exhibir sus obras fue por la decisiva obstinación de Tita Cervera, su quinta esposa. El Museo Thyssen expone actualmente la colección del barón, propiedad del Estado, y la de su viuda, la colección Carmen Thyssen, como préstamo. "Al morir, la baronesa heredó 125 obras compradas por el barón, que forman el núcleo de la colección de Carmen Thyssen que se expone en el museo. Luego ella se interesó por comprar pintura española del siglo XIX y principios del XX, pero esa parte está expuesta en el Museo Carmen Thyssen de Málaga".

Celebraciones

El barón falleció en 2002 en Sant Feliu de Guíxols, Gerona, a los 81 años. Sus restos descansan en el castillo alemán de Landsberg. El museo que lleva su nombre celebra su centenario con el montaje "Tesoros de la colección de la familia Thyssen-Bornemisza", que reúne diez piezas de orfebrería alemana y holandesa de los siglos XVI y XVII; dos esculturas del Renacimiento italiano y alemán; tres espectaculares tallas en cristal de roca del barroco italiano; cuatro lienzos de diversas escuelas artísticas del siglo XVII, y un extraordinario baúl de viaje, con sesenta y seis accesorios en su interior, del siglo XVIII alemán.

Los actos conmemorativos continuarán el 22 de abril con unas charlas a cargo de todo el equipo de conservadores del museo que ahondarán en la faceta coleccionista de Hans Heinrich Thyssen-Bornemisza. Este programa especial se completará con un simposio internacional que, en el mes de octubre, reunirá a una larga lista de expertos.

En cuanto a la programación expositiva, a la ya mencionada muestra de "Orfebrería, pinturas y esculturas" le sucederán una exposición de "Pintura italiana de los siglos XIV al XVIII de la colección del barón Thyssen-Bornemisza" en el MNAC (26 de octubre de 2021-9 de enero de 2022) y "Arte americano en la colección Thyssen" (13 de diciembre de 2021-26 de junio de 2022), todas ellas en las salas de la colección permanente. Además, aún puede contemplarse la selección de retratos del barón pintados por Lucien Freud.

En Cultura

    0
    comentarios

    Servicios

    • Inversión
    • Seminario web
    • Podimo
    • Tienda LD