Menú
Juan Manuel González

'Viaje 2: la isla misteriosa'

0

Viaje 2: la isla misteriosa es la secuela directa de Viaje al centro de la Tierra, un relativo éxito de taquilla protagonizado por Brendan Fraser en 2008, adaptado –o más bien lejanamente inspirado- en la legendaria novela de Julio Verne. Con un reparto renovado en el que sólo permanece el joven Josh Hutcherson, pero que reúne a figuras como Dwayne Johnson, Michael Caine y la estrella de High School Musical, Vanessa Hudgens, y una historia que incorpora elementos de La isla misteriosa y al menos otra de las obras maestras de Verne, 20.000 leguas de viaje submarino, Viaje 2 trata de ser un filme de aventuras completamente blanco y orientado desde el principio al público infantil.

La película de Brad Peyton asume con orgullo su condición de disparate verniano, de derivado bastardo de varias novelas del mítico autor francés, con el cine de aventuras digitalizado en su variante más histérica. Lamentablemente, en este sentido Viaje 2 resulta una aventura rutinaria y poco emocionante, que contiene una maniobra de guión, la de apresurar la destrucción de la isla a modo de inexplicable Deux ex Machina, que resulta un tanto vergonzante. Lejos de la entrega visual de Spielberg en Las aventuras de Tintín o de la emotividad de The Muppets –por citar dos notables muestras de cine familiar reciente-, el director Brad Peyton se limita a coordinar los solventes efectos visuales del producto, sin encontrar la manera de que el humor, los personajes y el contenido familiar del invento resulten simplemente eficaces y conmovedores.

Lo más destacable del filme, dejando de lado imágenes como la de un octogenario Michael Caine viajando en abeja, acaba resultando la presencia de Dwayne Johnson, cuya labor no podría ser calificada de brillante en ningún caso, pero que destila una gracia y saber estar perfectas para un producto como Viaje 2. A la exestrella de wrestling, con su sonrisa profidén y sus enormes músculos, no le importa incorporarse a franquicias protagonizadas por otros actores (caso también de Fast and Furious, la próxima G.I. Joe 2), o incluso ocupar un lugar más o menos secundario en las mismas, y de alguna manera esa actitud desenfadada pero siempre carismática se acaba reflejando en pantalla. Viaje 2 no estorba, pero en absoluto maravilla, cosa que sí siguen haciendo sus referentes literarios y cinematográficos.

En Cultura

    0
    comentarios

    Servicios