Menú

La artesanía de James Bond

Madrid acoge Diseñando 007: Cincuenta años de estilo Bond que repasa el proceso de creación de este mito a través de su vestuario, maquetas o guiones.

0

Ha cambiado de rostro a lo largo de cinco décadas, pero su british style ha permanecido inmutable, siempre en su ADN. Madrid acoge Diseñando 007: Cincuenta años de estilo Bond, una muestra que repasa el proceso de creación de este mito del séptimo arte a través de gadgets originales, vestuario, maquetas, guiones gráficos y otros míticos objetos que son el resultado de un arduo trabajo de artesanía.

Desde que el novelista inglés Ian Fleming creara este personaje en 1952 para la novela Casino Royale, el agente 007 ha sido la marca y el máximo exponente de la clase y elegancia británica. El personaje, como recordó el escritor Javier Sierra durante la inauguración de la exposición, nace de la pasión de Fleming por las segundas lecturas, lo mágico y lo misterioso. Leyó la biografía del alquimista John Dee, la cual incluía un intercambio epistolar con la reina Isabel I. Dee firmaba como 007, dos ojos y el número de la suerte, es decir, el mago que observa, y su majestad respondía como M. El creador de James Bond no dudó en incorporarlo a su obra.

La exposición recala en España tras visitar Londres, Toronto, Shanghai, Melbourne, Moscú y Rotterdam, aunque nuestro país, como desveló Meg Simmonds, de EON Productions, ha estado escondido entre sus fotogramas desde siempre: "En una de las películas, un helicóptero sobrevolaba una playa japonesa que en realidad era Málaga, en los años 90, Castilla La Mancha sirvió como el escenario de un campo petrolífero y más tarde, James Bond se tomaba un Martini en Cuba, pero se rodó en Cádiz".

A lo largo de 50 años, Barry Nelson, Sean Connery, David Niven , George Lazenby, Roger Moore, Timothy Dalton, Pierce Brosnan y Daniel Craig han vestido su esmoquin,empuñado su arma y conducido su Aston Martin. La muestra cubre los 50 años de los largometrajes del mejor agente del Servicio Secreto de Inteligencia británico, con especial ahínco en el diseño y estilo de la saga.

El espectador se pone el traje de agente secreto tan solo pasar a la primera sala temática, para lo que debe cruzar por el cañón de la pistola del que desciende sangre en los míticos créditos iniciales. Ahí, ya suena su banda sonora y de frente, una cama que gira con el cuerpo inerte y totalmente dorado de Jill Masterson. Comienza el viaje por la huella de James Bond.

Un cuidado montaje permite disfrutar de la réplica del despacho de M, el laboratorio de Q o el casino Royale, con la opulencia impregnada en el ambiente a través de los trajes originales que decoran la sala, como el de Pam Bouvier o Lupe Lamora. Son más de 500 objetos, que incluye la pistola de El hombre de la pistola de oro, el bombín de acero de Oddjob, los zapatos flick-knife mortales de Desde Rusia con Amor, bocetos de vestuario, la cámara láser de Licencia para matar o la cajetilla de cigarrillos-revienta códigos de caja fuerte de Moonraker.

Puede visitarse desde el 8 de mayo hasta el 30 de agosto de 2015 en el Fernán Gómez. Centro Cultural de la Villa, en la plaza Colón de Madrid.

En Cultura

    0
    comentarios

    Servicios

    • Inversión
    • Seminario web
    • Podimo
    • Tienda LD