Menú

Pedro Sánchez se hace un reportaje con cráneos y disfrazado de forense en las criptas del Valle de los Caídos

El presidente del Gobierno ha colgado en la red social X un vídeo con huesos expuestos y amontonados y asomándose a osarios con montoneras de restos.

El presidente del Gobierno ha colgado en la red social X un vídeo con huesos expuestos y amontonados y asomándose a osarios con montoneras de restos.

Pedro Sánchez ha arrancado la campaña electoral con un tema que en Moncloa piensan que funciona: el franquismo.

Sin previo aviso a los habitantes del Valle de los Caídos, ahora de Cuelgamuros, el Presidente del Gobierno se ha presentado a primera hora de esta mañana en la Basílica para hacerse un tétrico reportaje vestido con un mono forense. Se le ve delante de unas mesas con distintos tipos de huesos humanos y cráneos y en el interior de los osarios donde se acumulan restos mezclados de caídos en la Guerra Civil. Una exhibición macabra, innecesaria e irrespetuosa en nombre de la llamada Memoria Democrática.

El Gobierno ha pasado una nota en la que informa de que ha ido a conocer "‘in situ’ las tareas de recuperación de las 160 víctimas reclamadas por sus familiares". El presidente incluso "ha accedido al interior de los columbarios donde ha podido ver la disposición de las cajas con los restos en posición original, muy deterioradas (que como ya publicó LD dificulta la identificación del ADN porque algunos restos están mezclados y dispersos) y las nuevas cajas, dado que se aprovecha la actuación para mejorar la ubicación de los restos", informan. Es del todo irregular que se estén cambiando restos de un columbario a otro sin permiso judicial.

Pedro Sánchez se ha ido hasta la sierra de Guadarrama de Madrid nada más aterrizar de su gira por Jordania, Arabia Saudí y Catar. Llegaba alrededor de las 8 de la mañana a hacerse un reportaje desde la puerta misma de la Basílica. Ha hecho la luctuosa visita, que no figuraba en la agenda oficial, acompañado del ministro de Política Territorial y Memoria Democrática, Ángel Víctor Torres, del secretario de Estado de Memoria Democrática, Fernando Martínez, los forenses al cargo de los trabajos, Francisco Echeverria y Francisco Ferrandis, todos rodeados por un gran dispositivo de seguridad y de los fotógrafos de Moncloa.

Aparece en las imágenes, que él mismo ha compartido en la red social X, muy serio e interesado por los trabajos de exhumación que se llevan a cabo en las criptas ubicadas en las capillas laterales de la Basílica. Se coloca para la foto delante de mesas de acero con cráneos, huesos clasificados, se mete en los osarios donde hay montoneras de vestigios, le enseñan cajas de plástico con más restos... Todo un festival macabro a costa de españoles caídos en la guerra.

A media mañana publicaba en su cuenta de X:

"Sin memoria no hay democracia. Hoy he visitado los trabajos del laboratorio forense en el Valle de Cuelgamuros, que atiende la demanda de 160 familias que todavía hoy siguen buscando respuestas. La ley se va a cumplir y debemos saldar nuestra deuda pendiente con quienes dieron su vida luchando por la libertad y la democracia en España. Justicia, reparación y dignidad para todas las víctimas de la guerra y la dictadura".

En la nota del gobierno se recuerda que "las labores de recuperación han dado como resultado el hallazgo de la caja 198 y la exhumación de las 12 víctimas asesinadas en 1936 en Aldeaseca y en Fuente El Saúz, Ávila. Los restos de 11 de ellas fueron identificados genéticamente y entregados a sus familiares".

A por la leyes de Memoria de PP y Vox

También avisa de que el pasado martes el Consejo de Ministros ha analizado "un informe sobre el desarrollo de la Ley de Memoria Democrática y su incidencia en las comunidades autónomas" de Aragón, Valencia y Castilla y León, así como "posibles acciones antes las propuestas de algunas gobernadas por el PP y Vox, encaminadas a derogarla". Hace unos días el ministro de Memoria Democrática ya amenazó con llevar esas leyes al Tribunal Constitucional. Algunos medios publican que "por su gravedad" va a elevar esta cuestión a Naciones Unidas, al Parlamento Europeo y al Consejo de Europa.

El gobierno también ha insistido hoy en "la resignificación" del Valle de Cuelgamuros "como futuro centro de interpretación memorialista" y ha destacado que el monumento "está adscrito a Patrimonio Nacional" para justificar su visita por sorpresa al interior de la Basílica, lugar de culto de la comunidad benedictina que allí habita.

Temas

En Cultura

    0
    comentarios

    Servicios

    • Radarbot
    • Biblia Ilustrada
    • Libro